¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Optimismo en Ferrari por los datos del motor de 2021: «Volverá a ser competitivo»

    El Ferrari SF21 de 2021 debe contar con un motor muy superior al del SF1000 de este año.Scuderia Ferrari

    El principal punto débil de Ferrari en 2020 fue el rendimiento del motor, algo que también perjudicó de manera ostensible a Haas y Alfa Romeo. Pero Mattia Binotto confía en que los problemas se terminen con un propulsor completamente renovado.

    Ya lo confirmó Mattia Binotto meses atrás: Ferrari había decidido apostar por un motor completamente nuevo para 2021 en un intento de reconducir la situación tras la investigación de la FIA que llevó a la Scuderia a una posición de desventaja en 2020.

    Y, según los datos recabados en el dinamómetro de Maranello, Carlos Sainz y Charles Leclerc pueden ser optimistas. «Creo que el motor volverá a ser competitivo. Creo que no será el peor de la parrilla, ese es el sentimiento que tengo por las cifras que he visto en el banco de pruebas, pero no puedo saber qué están haciendo los demás, cuánto han progresado», señala Mattia Binotto.

    «Creo que sólo la pista puede confirmarlo, pero la esperanza es volver a ser competitivos. Tal vez no tener aún el mejor, algo que estamos buscando para el futuro, pero sí volver a ser competitivos», matiza el director de Ferrari.

    El objetivo es volver a tener el mejor motor

    2021 será el primer paso para recuperar el rendimiento perdido, pero Binotto confía en que sea en 2022 cuando el nuevo motor desarrolle todo su potencial y supere de nuevo a Mercedes, tal y como ocurrió en 2019.

    «Puedo confirmar que el motor está funcionando bien en el banco de pruebas», insiste Binotto. «En términos de rendimiento, ha progresado bien en comparación con lo que fue en 2020. Afortunadamente, puedo decir que tendremos un motor completamente nuevo en 2021, de lo contrario habríamos mantenido una desventaja de rendimiento en comparación con nuestros competidores».

    Lo que Binotto rehúsa hacer es comparar el motor de 2021 con el de 2019, que fue objeto de múltiples sospechas de ilegalidad y que ha acabado llevando a Ferrari a la situación actual.

    «¿Ahora ha vuelto a ser como era en 2019? No creo que esa deba ser la pregunta», apunta Binotto. «Es dónde estaremos comparados con nuestros competidores, lo que creo que es más importante porque, al final, todo es relativo a los demás. De alguna manera, las directivas técnicas han afectado a la mayoría de los equipos, a los fabricantes, así que lo más importante es dónde estamos hoy y dónde estaremos (en el futuro)».

    Fuente: GPfans.com