¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Ferrari recibirá a Sainz con un motor completamente nuevo en 2021

    Ferrari recibirá a Sainz con un motor completamente nuevo en 2021
    Sebastian Vettel y Charles Leclerc están sufriendo mucho este año.Scuderia Ferrari
    David Plaza
    David Plaza3 min. lectura

    El fiasco del propulsor de esta temporada, que ha colocado a Ferrari en una posición muy comprometida, ha obligado a los italianos a renovar por completo el motor de cara a 2021, momento en el que Carlos Sainz se unirá a la Scuderia.

    Que Ferrari esté ofreciendo uno de sus peores rendimientos deportivos de su historia este año no depende únicamente del motor, pero sin duda este importante elemento tiene mucho peso en ello.

    A una chasis y aerodinámica deficientes se le une la escasa potencia del propulsor, lo que obliga a Ferrari a descargar aerodinámicamente el monoplaza para tener alguna opción de ataque y defensa en carrera, lo que a su vez provoca que el coche sea todavía más inestable.

    «El motor será completamente nuevo, lleva meses funcionando en el banco»

    Un círculo vicioso en el que Ferrari se ha metido este año, pero que espera subsanar en 2021 con la llegada de un nuevo motor que rectifique la situación al menos en parte. Algo que, sin duda, Carlos Sainz acogerá con optimismo.

    Opciones de mejorar

    «El próximo monoplaza será necesariamente una evolución de éste por el congelamiento de las reglas», recuerda Mattia Binotto. «Pero hay oportunidades: el motor será completamente nuevo, lleva meses funcionando en el banco, contamos con él».

    El director de Ferrari confirma así que el motor que nació con una filosofía muy concreta y que llevó a sus rivales a pedir repetidamente una investigación de la FIA para determinar si era legal, tiene los días contados. Y es que el acuerdo privado alcanzado con el organismo legislador ha acabado con cualquier opción de conseguir algo positivo en 2020, pues el propulsor ha pasado de ser el más potente al más débil con diferencia.

    Además, Ferrari espera recuperar algo de forma a través de las modificaciones aerodinámicas que se aprobarán para 2021 y que tienen como objetivo reducir la velocidad de paso por curva de los coches para minimizar el estrés de los neumáticos. «En estos días, el Consejo Mundial está votando un importante cambio aerodinámico, con cambios especialmente en la zaga. Es una posibilidad a explotar», concluye Binotto.

    Fuente: Corriere della Sera / Fotos: Scuderia Ferrari