¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alonso, Sainz, Norris, Vettel… nadie entiende lo que hizo Masi con el Safety Car

    Alonso, Sainz, Norris, Vettel… nadie entiende lo que hizo Masi con el Safety Car
    El coche de seguridad comanda un grupo desordenado como nunca antes.
    David Plaza
    David Plaza6 min. lectura

    La gestión del periodo de Safety Car de Michael Masi ha sido muy criticada por todo el mundo, ya que el director de carrera optó por un modo que contraviene el reglamento y que nunca se ha utilizado anteriormente.

    Tanto si se considera justo que Max Verstappen sea campeón del mundo de 2021 o no, lo cierto es que la actuación de Michael Masi durante las últimas vueltas del Gran Premio de Abu Dhabi son difíciles de entender para cualquiera.

    El director de carrera tuvo que enfrentarse a una difícil situación cuando, en la vuelta 53 de 58, Nicholas Latifi sufrió un accidente que hizo necesaria la participación del coche de seguridad.

    Algo en lo que todo el mundo estaba de acuerdo a tenor del estado de la pista y que permitió a Max Verstappen enjugar los 12 segundos de desventaja que tenía con Lewis Hamilton y parar a colocar neumáticos blandos nuevos.

    Pero Mercedes y el heptacampeón tenían aún una oportunidad si la carrera no se relanzaba, algo factible con tan poco tiempo de margen. De hecho, finalmente sólo dio tiempo a relanzar la carrera a falta de la última vuelta.

    Pero, según el reglamento, no debería haber ocurrido así y, además, el procedimiento de desdoble por parte de los pilotos que habían perdido vuelta se realizó de manera incompleta, pues sólo los cinco pilotos que se encontraban entre Hamilton y Verstappen pudieron hacerlo: Lando Norris, Fernando Alonso, Esteban Ocon, Charles Leclerc y Sebastian Vettel.

    Algo que muchos de ellos admiten no comprender y que ha propiciado que le lluevan las críticas a Michael Masi por querer reiniciar la carrera a toda costa, influyendo no sólo en el resultado de la misma sino en el desenlace del Mundial.

    Todo por el show

    Daniel Ricciardo señaló que «el final fue un poco raro, dijeron que los coches desdoblados no podían pasar, luego algunos de ellos lo hicieron, pero luego no se me permitió. Reiniciamos la carrera y estaba justo detrás de Lewis y Max. Fue algo como: “¿Por qué estoy aquí?”. No sé. Fue muy interesante».

    Su compañero en McLaren, Lando Norris, dijo que no estaba «muy seguro de lo que dijo la FIA, al principio no se nos permitió adelantar. Si eso influyó en las decisiones y si esa es la razón por la que Mercedes no hizo la parada en boxes, pero luego la FIA de repente cambió de opinión y se le permitió dejarnos pasar... entonces supongo que eso no es aceptable».

    «Voy a felicitar a ambos pilotos. Pero en cuanto a la decisión, no estoy tan seguro. En realidad no sabía que sólo se habían desdoblado los primeros tres o cuatro (cinco pilotos), hasta Max. Así que obviamente se hizo para tener una pelea. Fue para la televisión, por supuesto. Fue por el resultado. Si fue justo o no, es difícil para mí decidir», admitió.

    Lance Stroll, por su parte, espetó por radio que no alcanzaba a comprender lo que estaba ocurriendo. «No entiendo por qué, debería poder adelantar al Safety Car. ¿Qué carajo?», dijo al negársele la posibilidad de desdoblarse.

    Fernando Alonso fue uno de los que sí pudo hacerlo, contando que «cuando el Safety Car estaba fuera, pensé que podríamos desdoblarnos rápidamente, porque normalmente es lo que sucede. Ves la luz verde del Safety Car de inmediato. Pero no ocurrió y luego, dos vueltas después de que el ingeniero me dijera que las posiciones se mantendrían así, se encendió la luz verde».

    «Le dije: “Tenemos la luz verde”. Y él dijo: “Sí, puedes hacerlo ahora, sigue a Norris. Y seguí a Norris”. Un poco confuso, probablemente», reiteró el español.

    Lo mismo que Sebastian Vettel, que lamentó que lo que cuando se le permitió desdoblarse, fuera demasiado tarde como para reengancharse al grupo y luchar por mejor posición al final.

    «Deberían habernos dejado pasar de inmediato, como otras veces. Obviamente tienes a los chicos batallando en cabeza, así que sólo tienes que despejar el camino. No sé por qué tardó tanto. Para nosotros fue una pena porque no tuvimos opción al quedar todo extendido. Al menos para nosotros en la parte de atrás, fue un final aburrido y un poco estúpido», espetó el alemán.

    Finalmente, Carlos Sainz se tuvo que jugar el podio con Daniel Ricciardo y Lance Stroll doblados por delante. «Al principio, me dijeron que no se les iba a permitir desdoblarse a los que estaban delante de mí. Y entonces se decidió hacerlo, pero todavía estaban un Aston Martin y el McLaren de Ricciardo entre los dos líderes y yo».

    «Esto nunca lo había vivido antes, tener que reiniciar la carrera con estos dos doblados frente a mí mientras luchaba por la tercera posición. Tal vez sea algo que analizar porque fue muy extraño y casi me cuesta el podio, sinceramente», concluyó el de Ferrari.