¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El reglamento de 2022 ayudará «enormemente» a Mercedes: así lo explica Wolff

    El reglamento de 2022 ayudará «enormemente» a Mercedes: así lo explica Wolff
    Una nueva motivación es justo lo que requiere el equipo, según Wolff.Mercedes
    José D. Pascual
    José D. Pascual4 min. lectura

    Mientras que se encuentran disputando la temporada en la que podría llegar el octavo título de Mercedes como constructor, con el permiso de Red Bull, los de Wolff no pierden de vista en la multitud de cambios que se avecinan.

    La hegemonía de las flechas plateadas desde que la era híbrida de la Fórmula 1 echase a rodar allá por 2014 ha sido incontestable: título tras título, Mercedes ha conseguido convertirse en el primer y único equipo de la historia en cosechar 7 campeonatos de constructores seguidos, superando en este respecto a la Ferrari de 1999 a 2004 que se quedó en 6.

    Sin embargo, los de Toto Wolff han sufrido un revés importante este año que ha derivado en la intromisión de Red Bull y Max Verstappen en la lucha por ambos títulos de 2021, tanto el de pilotos como el de constructores, los cuales la mayoría del paddock habría adjudicado a la escudería alemana ya al término de la pasada campaña.

    Wolff ha tenido mucho que celebrar, especialmente junto a su pupilo Hamilton, desde que éste se incorporase a las filas del equipo.

    «Nos ha hecho perder sobre 5 o incluso más décimas por vuelta», apuntaló Wolff sobre las modificaciones en el suelo de los monoplazas que ha afectado especialmente a aquellos con menor rake.«Para este año ha habido otro cambio, con el objetivo de alterar el orden. Nos ha costado mucho rendimiento en términos absolutos, especialmente en relación a los demás equipos», prosiguió.

    «Es un hecho. Entiendo que los propietarios de la Fórmula 1 siempre vayan a estar interesados en ofrecer el campeonato más competitivo posible; no es bueno para nadie que el mismo equipo, con el mismo piloto, domine durante años. La Fórmula 1, como cualquier deporte top, necesita variabilidad e imprevisibilidad. Lo mejor sería que el título se decidiese por un punto de diferencia en la última carrera. Afrontamos este intento de ralentizarnos deportivamente, tenemos que dar el máximo ahora. En cierto modo lo necesitábamos para establecernos nuevos objetivos», agregó un Wolff comprensivo pero enfadado a su vez.

    2022: una nueva oportunidad

    Aun así, el dirigente austriaco contempla con esperanza lo que pueda depararles el próximo año, momento en el que la revolución reglamentaria más significativa llegará a la Fórmula 1. «Es difícil motivar a un equipo que ha cosechado tantos éxitos para que sea incluso mejor el año siguiente», contextualizó Wolff.

    «Es algo que también ocurre en otros deportes, siempre tienes que preguntarte cuál es el nuevo objetivo. La respuesta es simple: el siguiente cambio de normativa. Ayudará enormemente, porque queremos demostrar que no se nos puede frenar mediante esos cambios. Desde 2014 hemos conseguido seguir compitiendo y ganando títulos, a pesar de los cambios de 2017 y 2019», concluyó.

    Fuente: Motorsport Total