Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP HungríaSainz acalla las especulaciones: “Toma, ahí está el mensaje”

El piloto español fue capaz de exprimir su RS18 al máximo hasta colocarse en quinta posición de cara a la carrera, por encima incluso de un Red Bull.

Los rumores que le sitúan fuera de Renault en 2019 estaban en su mente al cruzar la línea de meta.

La clasificación más reñida en lo que va de año, en gran medida por las condiciones meteorológicas que modificaron radicalmente las previsiones que habían realizado los equipos hasta el momento, sirvió al piloto español de Renault para afianzar su puesto en la escudería del rombo frente a las continuas especulaciones que sitúan en su asiento a Esteban Ocon para 2019.

Carlos Sainz aprovechó una de las recomendaciones de su padre para dejar su huella en la jornada del sábado del Gran Premio de Hungría: mandar mensajes siempre que pudiera, mensajes en la pista que hicieran reflexionar a los responsables de su futuro en la Fórmula 1 sobre lo que merece el #55 en la categoría reina.

“Era importante, en unas condiciones difíciles, y donde siempre es bueno brillar”, comentó Sainz nada más bajarse de su RS18 en relación a esos mensajes. “Sí, es uno de esos que hay que hacer alguna vez durante el año, y ha tocado aquí. Cuando ha empezado a llover, he visto que teníamos una buena oportunidad. No sabía qué iba a pasar, porque nunca he rodado con este coche con neumáticos de lluvia extrema. En la Q3 he decidido quedarme fuera, con el neumático de agua extrema usado para adaptarme un poco al coche, y cuando ha llegado la hora de la verdad pues arriesgar y poner una vuelta buena. Difícil, pero contento porque todo ha salido perfecto”.

El madrileño admitió que “me he arriesgado” a la hora de tomar la decisión final en torno a los neumáticos, puesto que “en ese momento también parecía que el intermedio podía funcionar, parecía que un neumático de agua extrema se podría degradar, el segundo sector estaba bastante seco”.

Venía en una vuelta tan buena, que digo ‘esta vuelta tiene que valer, por lo menos, para colocarme 5º o 6º’

No obstante, Sainz se mostró confiado y seguro de haber tomado el camino adecuado. “Venía en una vuelta tan buena, que digo ‘esta vuelta tiene que valer, por lo menos, para colocarme de mitad de los diez primeros para adelante, 5º o 6º’. De repente, cruzo la línea de meta y veo que me he puesto 3º. Después no podía parar, no había tiempo, he intentado enfriar el neumático y tirar, pero ya sí que no había neumático”.

¿Podría haber ido algo más rápido con un neumático nuevo? A lo mejor, pero creo que, en ese momento, la decisión está bien tomada”, añadió el compañero de Nico Hülkenberg. “Hasta la Q3 es una cuestión de sobrevivir, es súper estresante, porque nunca sabes si lo que estás haciendo es lo correcto”.

Es lo que tocaba hacer en estos momentos, lo que me apetecía mucho hacer desde hace tiempo, pero por una cosa o por otra no pasaba

A falta de tan solo unos días para que dé comienzo el parón veraniego, Sainz se enorgulleció de hacer algo que no había podido realizar con anterioridad por causas ajenas a él. “Toma, ahí está el mensaje, lo que tocaba hacer en estos momentos y lo que me apetecía mucho hacer desde hace tiempo, pero por una cosa o por otra no pasaba”.

Finalmente, el piloto de Renault confesó que su estrategia en carrera será la de poner el “ultra y a ver qué pasa”, aunque poco después recapacitó un poco y reconoció que aún debía pensar un poco más. “No lo había pensado. Con el ultrablando puedes hacer toda la carrera a una parada, sin ningún tipo de problema, con el riesgo del blíster, y con el blando nunca se sabe si te va a quitar mucho en la salida y vas a perder posición”, concluyó Sainz.

La mecánica ha perjudicado al alemán en varias ocasiones en la temporada.

Por su parte, Nico Hülkenberg se vio forzado a salir el domingo desde la 13º posición: un fallo mecánico acabó con sus opciones de emular lo conseguido por su compañero de equipo. Hubo un problema con el combustible que hizo que no tuviéramos suficiente gasolina en el coche al comienzo de la Q2, así que perdimos tiempo cuando la pista estaba en mejores condiciones”.

“Una vez que empezó a llover fuerte, prácticamente se acabó el juego para nosotros, aunque hicimos una prueba con los neumáticos de lluvia, pero no sirvió de nada. La elección del momento oportuno es crucial en condiciones como las de hoy, por lo que es una pena haber tenido un pequeño problema técnico en el garaje. Es difícil adelantar aquí, pero contamos con un coche fuerte, así que espero tener una buena carrera. Una carrera en mojado añadiría algo de picante, pero afronto el día de mañana con la mente abierta. Quiero adelantar algunas posiciones y sumar puntos”, terminó el #27, ávido de recuperar el terreno perdido en carrera.

Fotos: Renault Sport F1 Team

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto