¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Sainz manda un mensaje a los tifosi: «Paciencia, sin duda lucharemos por títulos»

    Sainz manda un mensaje a los tifosi: «Paciencia, sin duda lucharemos por títulos»
    Sainz se encuentra 7º en el campeonato, justo por detrás de Leclerc.Ferrari
    José D. Pascual
    José D. Pascual9 min. lectura

    Sainz no se conforma con un nuevo podio en su aventura con Ferrari y apunta a la pelea por cosas importantes en los próximos años, cuando la Fórmula 1 cambie de aspecto radicalmente a partir de la revolución reglamentaria de 2022.

    En su quinta carrera de la mano de la Scuderia del Cavallino Rampante, Carlos Sainz fue capaz de reeditar su mejor resultado en una carrera de Fórmula 1 hasta la fecha: al segundo puesto que ya cosechase en Monza el año pasado, el madrileño agregó un nuevo segundo cajón del podio tras batallar con su SF21 en las calles del Principado de Mónaco, una actuación que dice mucho de lo que puede llegar a conseguir con Ferrari si la evolución de los italianos es buena.

    El #55 rebajó las expectativas asegurando que dicho logro no le sabía tan bien como cree que debería, especialmente por el accidente de su compañero Charles Leclerc en la clasificación del sábado que le privó de intentar ir a por la pole position y arrebatarle así una primera plaza que sí que le habría sabido a gloria.

    Sainz salvó el fin de semana de Ferrari con su podio en Mónaco después del abandono de Leclerc antes siquiera de arrancar.

    No obstante, Sainz se encuentra encantado en Ferrari tras haber fichado por ellos de cara a este año 2021. «Es difícil explicar ese sentimiento: un momento muy especial en la carrera de un piloto, porque todos soñamos con que ocurra en un punto de nuestras vidas. A mí me ha ocurrido siendo relativamente joven, con 26 años, y todo es aún muy nuevo e impresionante», relató sobre este nuevo capítulo en su vida.

    «Ser piloto de Ferrari es una responsabilidad enorme, sabes que no sólo estás pilotando para un equipo, sino para millones de aficionados en Italia y en todo el mundo. Es un honor», prosiguió. Si bien los fines de semana se 'escapa' a su Madrid natal, entre semana se dedica al 100% en mejorar junto al equipo. «Cuando estoy en Maranello es para trabajar. Un día normal es simulador de 9h a 17h, reunión con los ingenieros y cena a las 19:30. Estoy cambiando un poco el horario español, me voy pronto a la cama y el día siguiente comienza con más reuniones», explicó Sainz.

    ¿Peleará por títulos?

    «Sin duda». Así de contundente se mostró Sainz a la hora de responder una pregunta vital en sus aspiraciones junto a Ferrari. «Es otra de las razones por las que elegí Ferrari: no hay tantos equipos que tengan la posibilidad y la habilidad de reaccionar. Claro que es complicado, pero ya este año estamos demostrando que somos más rápidos», detalló.

    La directiva de Ferrari apostó por Sainz como valor de futuro.

    Aunque «ahora necesitamos algo de tiempo», puesto que «queremos construir un equipo ganador», la reciente incorporación de la escudería tiene claro que más pronto que tarde estará en la lucha entre los grandes. «Quizás no el año que viene, pero sí los siguientes. Veremos qué ocurre con el nuevo reglamento, estamos trabajando para ser competitivos ya en 2022, pero no sabemos cuál será el nivel de nuestros rivales», puntualizó.

    Para ello, conocer hasta el último centímetro de su monoplaza será vital, algo en lo que reconoce estar al día. «Me gusta entrar en detalles, la Fórmula 1 me gusta no sólo porque puedes pilotar, sino también por la tecnología y el talento que hay detrás del trabajo necesario para fabricar estos monoplazas, las mecánicas, la aerodinámica... hay muchas cosas que aprender para conocer las dinámicas de un F1 moderno, es realmente complejo», aseguró Sainz.

    «El piloto tiene menos control sobre la aerodinámica, pero es la que te da mayor agarre en las curvas. El resto se puede aprender»

    Varios son los integrantes de la parrilla que han afirmado que el coche cuenta mucho más que el piloto, un aspecto que Sainz espera compensar con un conocimiento exhausto del suyo. «Lo cierto es que el piloto tiene menos control sobre la aerodinámica, pero es la que te da mayor agarre en las curvas. El resto se puede aprender, como por ejemplo el ERS (Sistema de recuperación de energía); si sabes usarlo bien, te puede garantizar más adelantamientos en carrera».

    Fórmula 1 renovada

    Por otro lado, varios pilotos también han confesado que echan de menos los motores V8 y V10 que protagonizaban la F1 antes de que en 2014 se instaurase la era híbrida en la categoría reina del automovilismo. En cambio, Sainz se encuentra en el otro lado del espectro.

    «A menudo los aficionados creen que los F1 actuales ya no hacen ruido, pero cuando vienen al pit veo que tratan de cubrirse los oídos. El ruido es fuerte, ciertamente diferente al de los V10 y V8 del pasado. Personalmente me estoy acostumbrando a ello, no lo veo como un problema. Si podemos fabricar coches divertidos, rápidos y espectaculares, el sonido se convierte en algo por lo que los aficionados ni siquiera se preocuparán», apuntaló.

    La buena relación entre Leclerc y Sainz sólo puede dar buenos resultados para el equipo.

    Al menos para él, la Fórmula 1 es «otro mundo» en comparación con las categorías inferiores al tener que lidiar con la parte electrónica de los monoplazas, la gestión del combustible y los neumáticos, con un monoplaza cuyo equilibrio «cambia en cada curva». La revolución de 2022 se antoja un cambio revolucionario que promete más adelantamientos y luchas más encarnizadas, una promesa que Sainz vigila de cerca.

    «Quiero creer que sí, estoy siguiendo el trabajo que está haciendo la F1 para desarrollar un reglamento que permita a los coches en la estela seguirse desde más cerca, generar menos aire sucio, al igual que Pirelli está creando neumáticos especiales», comentó al respecto. «Para mí van en la dirección adecuada, me gusta ver que la F1 está cambiando para ir a la búsqueda de mayor espectáculo, que es lo que todo el mundo quiere; el compromiso perfecto está entre coches muy rápidos y carreras espectaculares».

    «Para mí la F1 va en la dirección adecuada [...] para ir a la búsqueda de mayor espectáculo»

    Preguntado sobre si se prestaría a aportar su ayuda para el desarrollo de los coches en el futuro, Sainz no lo dudó un segundo, resaltando la proeza tecnológica que suponen los monoplazas actuales. «¿Por qué no? A menudo la gente no considera que estos monoplazas alcanzan los 1.000 caballos con el 50% de la eficiencia y un consumo de combustible muy bajo, sólo 100 kilos».

    Por último, Sainz mandó un mensaje a los tifosi: «Tened un poco de paciencia. 2021 es un año para reconstruir el equipo y la confianza para empezar de nuevo en 2022. Estamos construyendo un buen equipo para los próximos años, los pilotos y todos en Maranello están cargados de éxito», concluyó.