¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP MiamiTercer podio de Sainz a pesar del dolor en el cuello y la estrategia de Ferrari

    Tercer podio de Sainz a pesar del dolor en el cuello y la estrategia de Ferrari
    Carlos Sainz ha logrado volver al podio en Miami.
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    Carlos Sainz ha vuelto a la senda de los buenos resultados y, si bien pierde aún más ventaja con sus rivales directos, al menos se reencuentra con el podio en una carrera que se complicó más de lo debido.

    Aunque Carlos Sainz guardaba la pequeña esperanza de luchar por la victoria en el Gran Premio de Miami de Fórmula 1, ya en la salida la idea se desvaneció. Y es que el piloto español perdió la posición con Max Verstappen, que además se marchó unos segundos por delante junto a Charles Leclerc.

    A partir de ese momento, el objetivo estaba claro: había que conservar la tercera posición frente a Sergio Pérez, que contaba con unos 10 km/h más en las rectas. Y lo cierto es que el piloto de Ferrari lo hizo a la perfección a pesar de las dificultades.

    «No ha sido fácil en absoluto, ha sido una carrera dura con los neumáticos, con el calor»

    La primera en forma de dolor de cuello tras el fuerte accidente del viernes. Nada grave, pero sin duda tampoco ayudaba en una carrera tan física, igualada y calurosa. Pero, cuando parecía que Carlos Sainz tenía ya el tercer puesto asegurado, llegó el accidente entre Lando Norris y Pierre Gasly, que provocó la salida del coche de seguridad.

    Entonces, los 7 segundos que el piloto español tenía con el mexicano de Red Bull (a pesar de haber sufrido una mala parada de más de 5 segundos, pero gracias a una provisional pérdida de potencia del motor de Pérez), se desvanecieron. Y no sólo eso, además su oponente había parado en boxes sin perder posición para colocar neumáticos medios nuevos.

    Mientras, Ferrari decidía mantener a sus pilotos en pista con duros usados a pesar de que el líder, Max Verstappen, no había entrado en boxes. Eso dejaba a ambos, sobre todo a Sainz, a merced de Pérez con unos neumáticos mucho más rápidos y nuevos.

    Carlos Sainz se defiende a la perfección

    Cuando el coche de seguridad desapareció y se relanzó la carrera, Carlos Sainz se puso a trabajar en su defensa con neumáticos duros usados. Al menos el Ferrari ayudó calentando los neumáticos mejor que los de su oponente.

    Pero, cuando entró en juego el DRS, el adelantamiento parecía inevitable. Sin embargo, Sergio Pérez se precipitó y se lanzó desde demasiado lejos en la curva 1, pasándose de frenada y viendo como Sainz recuperaba la posición y además ganaba más terreno.

    Ahí se acabó todo, pues los medios de Pérez perdieron su momento dulce y Sainz no falló, cruzando la meta en tercera posición y consiguiendo el tercer podio en cinco carreras y tras dos abandonos consecutivos.

    «Me siento mejor después del accidente del viernes, tuve algo de dolor en el cuello durante la carrera, luchar con ello y gestionarlo», explicaba Carlos Sainz al término de la carrera. «Especialmente al final, con Checo (Pérez) y su neumático medio, era difícil mantenerlo detrás, pero he conseguido mantenerme en el podio, que es un resultado decente».

    «No ha sido fácil en absoluto, ha sido una carrera dura con los neumáticos, con el calor. El coche se movía, se deslizaba, y al final hemos conseguido lo que queríamos, que es un tercer puesto aceptable. Ahora podemos ir para arriba», señaló Carlos Sainz. «Quiero más, pero no está mal».

    Ahora, Carlos Sainz se centra en el Gran Premio de España, donde posiblemente quiera conseguir su primera victoria en la Fórmula 1. ¿Lo logrará?

    Fotos: Scuderia Ferrari