¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Victoria para Briatore en los tribunales

    Victoria para Briatore en los tribunales
    1
    Valeria Söll
    Valeria Söll

    Briatore gana. Le retiran su prohibición de por vida, le compensan económicamente. La FIA ha de hacer público el levantamiento de las prohibiciones. Briatore no tiene prisa por volver a la F1.

    Durante el pasado verano, la Fórmula 1 se vio golpeada nuevamente por un escándalo. En esta ocasión, los protagonistas fueron Nelson Piquet Junior, Flavio Briatore y Pat Symonds, del equipo Renault, por haber provocado supuestamente un accidente durante el GP de Singapur de 2008, en beneficio del equipo y de la estrategia del otro piloto de Renault, Fernando Alonso, siendo Piquet el causante y Pat y Flavio las personas directamente responsables de que tal hecho se llevara a cabo.

    Como verdugo, Max Mosley, quien consideró culpables y causantes de tal escándalo a Briatore y a Symonds, con la consiguiente expulsión de por vida de la Fórmula 1 para Flavio Briatore, y de 5 años para Pat Symonds. Pero esta determinación presidida por el ex jefe de la FIA, Max Mosley, se realizó sin pruebas fehacientes, con la consiguiente queja de Flavio que llevó el caso al Tribunal francés para revocar su dura sanción.

    En París se ha dado hoy el veredicto, el cual ha dado como resultado el levantamiento de las expulsiones de Flavio Briatore y de Pat Symonds, ya que, culpables o no, no hubo pruebas suficientes para que la FIA tomara tal decisión.

    "El Tribunal ha decidido que la sanción es ilegal", informa el juez Christian Hours, quien ha concedido por daños y perjuicios a Briatore 15.000 euros, y a Symonds, 5.000. El ex jefe del equipo Renault había reclamado en su día 1 millón de euros por este concepto, mientras que Pat esperaba recibir la mitad.

    La FIA tiene 15 días para informar a todos los miembros de la anulación de las sanciones. Cada día que pase de este plazo y no lo hagan, tendrán que pagar 10.000 euros de multa.

    El Tribunal ha puntualizado que el caso que les ha llevado no trataba la culpabilidad de los supuestos implicados, sino solo juzgó la forma de llevar a cabo la FIA la investigación de los hechos. Briatore insiste en que todo fue una venganza por parte de Max Mosley.

    Pero ahora el italiano puede respirar tranquilo, ya que ha recuperado su libertad y credibilidad y para él "ha vencido la justicia". Aunque aún puede no haber acabado el asunto, ya que la FIA al parecer apelará la decisión. De momento, no tiene prisa por volver a la Fórmula 1, ya que prefiere por lo pronto practicar la Fórmula-niño, ya que su mujer espera en breve su primer bebé.

    Victoria para Briatore en los tribunales