¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Técnica F1[Vídeo] F1 2019: análisis técnico del GP de Hungría

    La última carrera previa al parón veraniego se celebra en un circuito lento y sinuoso en el que los equipos apuestan por las configuraciones de alta carga aerodinámica.

    Ferrari ha sido el equipo que más novedades ha implementado en Hungaroring, con el resto de formaciones limitándose a adaptar sus coches a las características del trazado.

    Hungaroring es un circuito parecido a Mónaco en cuanto a que demanda la necesidad de utilizar el paquete aerodinámico de alta carga, pues la velocidad punta pasa a un segundo plano y el agarre en curva se convierte en primordial.

    Aunque más allá de eso hay pocas cosas en común entre ambos circuitos, lo cierto es que el enfoque técnico es parecido, con alerones de máxima carga y aditamentos específicos como las alas T volviendo a las carrocerías de la parrilla.

    Ferrari

    Sin embargo, no todos los equipos se limitan a adaptar sus monoplazas al trazado, pues Ferrari continuó con su plan de revitalización del SF90 para intentar acabar la temporada de un modo más satisfactorio al de la primera mitad.

    En esta ocasión hubo cambios en la zona intermedia, que como siempre decimos es clave para el correcto funcionamiento del monoplaza en su conjunto. El deflector lateral asociado a los pontones vio modificada la mitad inferior de la pieza más adelantada (1-verde), que se une al suelo del coche a la altura del bargeboard. En este caso gana un corte que divide la pieza en dos, creando así un flujo aerodinámico adicional con el que trabajar.

    El equipo italiano también incorporó un boomerang doble (2-azul) sobre el bargeboard, llevando un paso más allá el concepto habitual y siguiendo en cierto modo los pasos de Mercedes. Finalmente, las paletas verticales de la zona más adelantada (3-naranja) cambiaron, incorporando un grupo de cuatro a los ya existentes situados inmediatamente más atrás.

    Racing Point

    El equipo afincado en Silverstone ya implementó en Hockenheim varias novedades de todo tipo y en Hungaroring ha probado por primera vez el sistema de suspensión (4-rojo) inicialmente ideado por Mercedes, que permite una mayor efectividad en curvas lentas. Habrá que seguir de cerca su evolución en Racing Point, pues equipos como McLaren han intentado sin éxito hacer funcionar este concepto, optando finalmente por desecharlo.

    Alas T

    Finalizamos el repaso a lo más destacado de Hungría con un ejemplo extensible a casi todos los equipos, pues las alas T (5) se convierten en un elemento casi obligatorio en los circuitos de alta carga aerodinámica. En este caso podemos observar los diseños de Renault (izquierda) y Racing Point (derecha), que cuentan con diferentes visiones de un mismo fin: generar más carga aerodinámica y posibilitar que el alerón trasero reciba un flujo más uniforme.