¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Wolff se arrepiente de su batalla dialéctica con Horner: «Se volvió algo muy personal»

    Wolff se arrepiente de su batalla dialéctica con Horner: «Se volvió algo muy personal»
    Las dagas entre ambos han volado con demasiada fluidez.
    Juan Muñoz
    Juan Muñoz3 min. lectura

    El año en el que Max Verstappen ha detenido en seco una racha imparable de Lewis Hamilton, algo que tan sólo Nico Rosberg consiguió interrumpir por un año, ha estado impregnado de descalificaciones innecesarias entre Toto Wolff y Christian Horner.

    Alerones flexibles por aquí, pilotaje excesivamente optimista por allá... con cualquier excusa como motivo válido para ello, Mercedes y Red Bull se han batido el cobre como nunca antes fuera de la pista, todo esto mientras que Max Verstappen y Lewis Hamilton pugnaban sobre el asfalto por un título que finalmente terminó cayendo del lado del piloto neerlandés de la escudería de la bebida energética.

    Las caras visibles y, por ende, los encargados directos de avivar esta guerra han sido Toto Wolff y Christian Horner, los máximos responsables de sus respectivos equipos en los circuitos, excediendo el límite en muchas ocasiones con descalificaciones personales que bajo ningún contexto están permitidas o aceptadas.

    «Me arrepiento mucho; siempre intento abordar las cosas profesionalmente»

    La ausencia de Wolff y Lewis Hamilton en la gala de premios de la FIA, con James Allison junto a Valtteri Bottas como únicos representantes, fue el punto final (al menos por ahora) de una batalla campal de la que no se han librado ni Michael Masi, con quien Wolff no estaba interesado ni en mantener una conversación tras el 'robo' de Abu Dhabi, Zak Brown o incluso Fernando Alonso y su ego, el cual le hizo recibir un palo gratuito del austriaco.

    «Realmente me arrepiento mucho», confesó Wolff sobre los niveles que ha llegado a alcanzar su batalla dialéctica contra Horner. «Siempre intento ser profesional y abordar las cosas profesionalmente. En algún momento se volvió algo muy personal entre nosotros dos, eso es cierto».

    Mediadora y testosterona

    «Me dijo que 'mantuviera mi boca cerrada', y luego yo respondí diciendo que era un charlatán, que hablaba demasiado para las cámaras, y no debería haber dicho eso», reconoció Wolff, consciente de que se trata de «una relación profesional».

    «Sabes que hasta tu peor enemigo tiene un mejor amigo, así que tienes que respetar a esa persona, aunque te batas en un duro duelo en un entorno profesional». Fue Susie Wolff la que le puso los pies de nuevo en la tierra al hacerle darse cuenta de que había llegado demasiado lejos.

    «Susie me lo señaló muy claramente: '¿por qué tienes este tipo de discusiones? Estás intentando ganar, respeta eso; incluso si alguien va en esa dirección, tú no tienes que hacer lo mismo'. Eso se llama se llama inteligencia social femenina», desveló refiriéndose a su propia mujer, bromeando finalmente con un «a veces tenemos demasiadas hormonas» para rebajar la tensión.

    Fuente: Formule 1 Magazine