¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El ABT RSQ8-R celebra el 125º aniversario de ABT Sportsline con una edición limitada

    11
    ABT RSQ8-RABT Sportsline

    El ABT RSQ8-R es la opción prescrita especialmente para los que compran un Audi RS Q8 y sus prestaciones y estética no le terminan de convencer. El preparador alemán ofrece un nuevo programa de personalización y un extra de prestaciones para el SUV, que lo transforman en un deportivo de la más pura raza.

    Si estás interesado en las versiones más deportivas del Audi Q8, la marca de los cuatro aros ofrece dos versiones, ambas con mucho carácter y una de ellas con un espíritu más radical que hasta tiene un puesto en trono de Nürburgring por ser uno de los SUV más rápidos en el trazado norte. Hablamos del Audi RS Q8, coincidiendo que en el apartado estético es muy laxo.

    Precisamente lo que echarán de menos sus clientes es la estética, porque deportivo es pero agresivo no. Y eso es lo que ofrecen los de ABT Sportsline, 125 unidades exclusivas del ABT RSQ8-R que cuenta con una estética única, e imposible de igualar con el largo listado de opcionales de Audi, y el correspondiente extra de prestaciones. Para el exterior, el especialista en tuning ofrece un conjunto de piezas de fibra de carbono con un diseño especial para mejorar la aerodinámica.

    Foto ABT RSQ8-R - exterior
    La brutal trasera del ABT RSQ8-R está repleta de fibra de carbono

    Comprende el faldón delantero y su spoiler, las carcasas de los espejos retrovisores, los faldones laterales, las extensiones de los arcos de las ruedas, el faldón trasero, el spoiler sobre el portón trasero y hasta el borde de la parrilla Singleframe. Un auténtico espectáculo com también las impresionantes llantas de aleación de 23 pulgadas, pintadas en negro brillante y montadas en neumáticos de medidas 295/35 R23 delante y detrás.

    Para el interior también se ofrece una importante mejora, con fibra de carbono para el túnel de transmisión y todas las molduras del salpicadero, la consola central o el cuero nappa y la Alcantara con el que están tapizados los asientos deportivos, el reposabrazos, el aro del volante y el salpicadero, con dobles costuras de contraste de color azul, a juego con el electrizante de la carrocería.

    ABT ofrece unas mejoras específicas para el control del chasis, y que absorberán las nuevas prestaciones. Una puesta a punto especialmente deportiva de la suspensión neumática que, en el nivel «Confort», se rebaja 25 milímetros, y en el «Dynamic» 15 milímetros. Un complemento a la mayor potencia que asciende hasta los 700 CV y el par motor hasta los 880 Nm, gracias a una nueva unidad de control del motor. Y si no es suficiente, con un nuevo intercooler se alcanzan los 740 CV y los 920 Nm.

    Un importante aumento de nada menos que 140 CV más comparado con el RS Q8 de producción que también se traduce en las prestaciones: la velocidad máxima llega a los 315 km/h, aunque se puede mantener el limitador de serie, y la aceleración de 0 a 100 km/h es de 3,4 segundos. Para redondear, un sistema de escape de acero inoxidable con cuatro tubos de 102 milímetros. El paquete completo cuesta la friolera de 72.180 Euros, 69.900 Euros sin paquete de carbono del interior.

    Foto ABT RSQ8-R - interior
    La exclusividad interior del ABT RSQ8-R es soberbia con el paquete de fibra de carbono
    El ABT RSQ8-R celebra el 125º aniversario de ABT Sportsline con una edición limitada