Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

ABT Sportline da una nueva imagen a los Audi S5 y A5 Sportback

13

ABT Sportline da una vuelta de tuerca a los Audi A5 Cabrio y A5 Sportback con un paquete de diseño, unas mejoras en el chasis y una reprogramación del motor que aumenta el carácter deportivo de los dos modelos de la marca alemana.

El difusor trasero y la cuádruple salida de escape pintadas en negro cromado confieren una imagen más agresiva

El preparador alemán presenta unas mejoras para los Audi S5 Cabrio y A5 Sportback, modificaciones en el chasis, un nuevo equipamiento aerodinámico y de estilo para la carrocería y el interior y un aumento de potencia para la versión deportiva S5 Cabrio y para las versiones convencionales de la berlina.

En el caso del Audi S5 Cabrio, la propuesta de ABT Sportline comprende una reprogramación de la centralita del motor de seis cilindros en V y 3.0 litros que aumenta la potencia máxima de 364 CV a 425 CV y el par motor de 500 Nm a 550 Nm, un aumento del 20 por ciento que también se puede montar en los S5 Coupé y S5 Sportback.

Un generoso aumento de potencia que se ve reflejado en la carrocería con un spoiler delantero con un divisor, un nuevo paragolpes trasero con difusor integrado y un faldón más pronunciado y cualquiera de las diferentes llantas de 19 y 20 pulgadas pintadas en "gun-metal", "silverbullet" o negro Místico. Un complemento especial es el silenciador de escape con cuatro salidas de escape acabadas en negro cromado de 89 milímetros de diámetro.

El Audi S5 Cabrio de ABT Sportline gana en presencia con las modificaciones del preparador

En el caso del ABT A5 Sportback, las modificaciones exteriores se limitan a un silenciador de escape con dos salidas con un acabado cromado y a una suspensión que puede rebajar la altura de la carrocería de 15 a 40 milímetros ganando una postura más agresiva en la carretera.

Para el A5 Sportback, ABT Sportline ofrece su reprogramación ABT Engine Control que permite aumentar la potencia de algunas versiones mecánicas de la berlina deportiva, especialmente destacando los 330 CV del 2.0 TFSI de 252 CV originales.

O convirtiendo a los diésel en auténticos purasangre con los 325 CV del 3.0 TDi de 272 CV y los 250 CV de este mismo bloque pero que de fábrica rinde una potencia máxima de 218 CV. Tampoco se libra el más básico 2.0 TDI de 190 CV que pasa a ofrecer 215 CV, casi la misma del nivel más básico del motor 3.0 litros TDI.

Noticias relacionadas

ABT Sportline da una nueva imagen a los Audi S5 y A5 Sportback
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto