¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Alemania examinará la eficiencia y el funcionamiento de los híbridos enchufables

    Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid 2020, un SUV de 680 CV y un consumo y emisiones ridículosPorsche

    Malos tiempos corren para los híbridos enchufables. En los últimos meses, no son pocos los que están poniendo en duda si son tan eficientes o no. Lo cierto es que la asociación de fabricantes alemanes pretende poner a estos modelos en estudio y comprobar cuánto funcionan como eléctricos y con el motor de combustión.

    Porque, para algunos especialistas en Alemania, lo que ven es el anticipo de un nuevo escándalo pero, en lugar del diésel, con los híbridos enchufables. De hecho, Volkmar Denner, jefe de Bosch, ha sido extremadamente claro cuando se la ha preguntado por la posibilidad de que se dé un nuevo caso de esta categoría, respondiendo que «tenemos que evitar eso».

    De hecho, también aplaude la decisión de la VDA, la asociación de fabricantes alemanes, que ha decidido estudiar el cometido de los híbridos enchufables, en base a los datos de consumo que se registran en los vehículos más modernos y que se envían a los fabricantes. La asociación pretende saber cómo es su funcionamiento real, si funcionan mayormente con el motor de combustión o con la energía almacenada en la batería.

    El objetivo del estudio es conocer si los híbridos enchufables funcionan en modo eléctrico o no

    Muchos de estos modelos, los más modernos, arrancan directamente en modo eléctrico y cuando se acaba la energía, entonces entra en funcionamiento el motor de combustión. Pero los más antiguos todavía arrancan con el modo de combustión, y algunos clientes ni siquiera han enchufado para recargarlos, una situación detectada, por ejemplo, entre los clientes de alquiler que ni desembalaron el cable.

    De hecho, al desplazarse con el motor de combustión y hacer un uso muy simple del motor eléctrico, se aumentan las emisiones y el consumo, mucho más con el peso añadido de la batería. En este sentido, Denner, el responsable de Bosch ya se ha manifestado en la defensa de esta solución de movilidad sostenible, apuntando que «tenemos que demostrar que los híbridos enchufables no aumentan las emisiones de CO2».

    Lo cierto es que el híbrido enchufable siempre se ha vendido como «lo mejor de dos mundos», pero ahora se está descubriendo que no es tan así, sino casi tan peor. Simplemente, porque al acabarse la energía de la batería y tener que utilizar el de combustión, el esfuerzo es mayor frente a una eficiencia que disminuye significativamente, a la vez que son muy pocos los que recargan mediante enchufe, por lo que nuevamente se entra en un círculo vicioso, pero que a cambio premia con ventajas fiscales o acceso a zonas restringidas en algunas ciudades

    Fuente: Wirtschaftswoche