¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Alerta de seguridad, llamada a revisión para los Opel Adam y Corsa

    Si estas en posesión de un Opel Corsa u Opel Adam adquirido después de mayo de este año, es importante que no conduzcas el coche y te pongas en contacto con la marca. La llamada a revisión puede afectar a más de 8.000 unidades de los Opel Adam y Opel Corsa por un problema en la dirección de los mismos.

    No estamos de broma ni mucho menos, Opel acaba de informar que más de 8.000 unidades del Opel Corsa y Opel Adam, adquiridos después de mayo de este año no deben ser conducidos. La marca se pondrá rápidamente en contacto con los propietarios de los vehículos afectados para proceder a la reparación pertinente.

    El problema es que durante una revisión rutinaria, se ha detectado un problema en la fabricación de la dirección de los Adam y Corsa. Al parecer estos no cumplen con las especificaciones de Opel y deben ser revisados y reparados de forma inmediata. A modo de precaución estos vehículos no deben ser conducidos antes de la inspección.

    Para aquellos que tengáis dudas o seáis uno de los afectados, lo primero es mantener la calma, es una alerta seria, pero todavía no se han registrado ni accidentes ni problemas serios relacionados con la situación. Para saber más, a partir de mañana Opel dispondrá en su página web de un espacio para que puedas comprobar si tu vehículo está afectado.

    De ser así se ruega que se pongan inmediatamente en contacto con el concesionario o taller habitual. Así mismo, aquellos que tengáis dudas, en breve Opel pondrá en la web de un número de contacto, donde resolverá las dudas que puedan surgir. Os dejamos con el comunicado de prensa que ha enviado la compañía.

    Urgente revisión de seguridad de los modelos de ADAM y Corsa

    Rüsselsheim/Madrid.

    Opel/Vauxhall hace pública una llamada a revisión a sus clientes de los modelos ADAM y Corsa entregados desde mayo de 2014, pues ha detectado en una revisión rutinaria que alrededor de 8.000 de estos vehículos han sido fabricados con una parte del sistema de dirección que no cumplía con las especificaciones. Por precaución y para evitar cualquier posible riesgo, estos coches no deben ser conducidos antes de realizarles la inspección.

    Como siempre, Opel/Vauxhall pone a sus clientes en primer lugar, y dado que esta situación podría afectar a su seguridad, la compañía está tomando medidas inmediatas y quiere transmitirlo a todos sus clientes a través de todos sus canales de comunicación.

    A partir de mañana, los propietarios de estos modelos podrán consultar en la página web española de www.opel.es o en www.opel.com, si su vehículo está afectado y tendrá todas las instrucciones precisas, en caso de que su coche esté incluido en esta llamada.

    Rogamos a los clientes que se vean afectados que contacten inmediatamente con Opel.

    La compañía ha sido consciente de este posible riesgo durante un control rutinario de calidad en la planta de producción de vehículos. La empresa confirma que no tiene conocimiento de ningún accidente o lesión relacionada con esta situación.

    Los clientes que tengan preguntas adicionales pueden obtener atención inmediata a través de un número de teléfono directo que se publicará lo antes posible en la web.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto