¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Audi se desdice de lo anunciado, el futuro Audi A8 no será un modelo eléctrico

    Audi A8 60 TFSIe, la variante híbrida enchufable de la berlina de lujoAudi

    No parece que Audi pretenda dar respuesta a los nuevos Mercedes EQS y BMW i7 que llegarán en 2022. La marca de los cuatro aros apostará por los SUV eléctricos, en lugar de contar con una berlina de lujo que compita directamente con los rivales de Múnich y de la estrella, ofreciendo más autonomía en el A8 híbrido enchufable.

    La información parte de la división europea de «Automotive News», que apunta que Audi no invertirá en el desarrollo de un eléctrico de lujo con la categoría del A8, lo que supondría una nueva batalla a tres bandas junto con los futuros Mercedes EQS y BMW i7, a partir de 2022,el primero durante el primer semestre y el segundo más cerca de 2023.

    La fuente apunta a unas declaraciones de Hans-Joachim Rothen Player, jefe de tecnología de Audi, que ha hablado sobre la estrategia de movilidad sostenible de la firma en la que trabaja explicando que la decisión sobre el futuro eléctrico alternativo al Audi A8 se ha discutido ampliamente hasta llegar a la conclusión de no llevarlo a producción. En gran medida, la modificada plataforma MLB Evo para los crossovers eléctricos obligan a unas caras modificaciones para adaptar la tecnología space frame del buque insignia.

    El Audi e-tron Sportback es solo el comienzo de la nueva estrategia de SUV eléctricos de lujo

    Los gerentes de la marca de Ingolstadt basan su decisión en el crecimiento de ventas de los SUV frente al de las berlinas, una categoría que parece no tener final en el mercado, y más todavía en el segmento de lujo, y por el que prefieren apostar seriamente con nuevos modelos que se sumen a los Audi e-tron y e-tron Sportback, éste más deportivo y que ya está empezando a llegar a algunos mercados.

    Una nueva decisión y completamente opuesta a la anunciada por el anterior jefe de la marca, Bram Schot, el holandés que llegó al cargo para sustituir a Martin Winterkorn y que se ha mantenido hasta finales del pasado mes de marzo, que anunció la futura generación del A8 estrictamente como un modelo eléctrico.

    El giro tan radical en la estrategia puede parecer controvertido y, sin lugar a dudas, dará más alas a los competidores. Sin embargo, la fuente apunta a una compensación que los dirigentes han planeado para restar ventas a los rivales, y que pasa por aumentar la capacidad de la batería de la versión híbrida enchufable del futuro Audi A8, elevando significativamente la actual cifra de 46 kilómetros del A8 60 TFSI e.

    Fuente: Europe Autonews