¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Audi Apollon, los futuros SUV eléctricos del grupo se basarán en una nueva plataforma

    Detalle del faro del Audi e-tron SportbackAudi

    Volkswagen ya ha formalizado oficialmente que la plataforma MEB, y las de más arquitecturas de coches eléctricos desarrolladas por las marcas Premium, se fusionarán en una sola base, que se conoce como plataforma SSP. La firma ha anunciado también el proyecto Apollon, en el que Audi se encuentra embarcado, del que te damos todas sus claves.

    Es el tercer proyecto en el que Audi se encuentra embarcada y al que le ha asignado un código completamente alfabético, una denominación interna utilizada para los proyectos de gran envergadura como el Artemis o el Landjet. Ahora, la matriz Volkswagen, aprovechando el anuncio de la nueva plataforma escalable SSP para todos los futuros coches eléctricos del grupo hasta el segmento D.

    En esta conferencia de prensa, también se ha anunciado el concepto Apollon en el que está inmersa la marca de los cuatro aros, y del que los responsables no han querido dar dato algunos. Y es que Apollon no es solo un modelo, sino que se trata de una escisión de la plataforma SSP para modelos de gama superior y de alto rendimiento. Concretamente, los SUV de las marcas Premium adoptarán esta base mecánica especial, según fuentes consultadas.

    Esquema técnico de las plataformas de coches eléctricos del grupo Volkswagen
    La versión 2.0 del sistema operativo de Volkswagen se montará en a plataforma SSP

    La nueva plataforma Apollon para los SUV eléctricos Premium se estrenará con un modelo de Audi

    Mientras, la nueva SSP se dedicará a los crossovers y berlinas de la gama media, desde los utilitarios hasta el segmento D. El gigante alemán pretende poner en funcionamiento la nueva arquitectura a partir de 2024, por lo que el recorrido comercial de la PPE desarrollado en parte por Porsche, quedará en nada con solo dos modelos concebidos en esta base, los nuevos Macan y Q5 e-tron.

    Todo lo contrario que la MEB, que a finales de 2022, habrá servido para nada menos que 27 modelos. La firma alemana prepara una actualización de esta base para modelos más convencionales equivalentes a la plataforma MQB de combustión, que estrenará una serie de mejoras a partir del próximo año, entre ellas un sistema de carga bidireccional.

    La nueva plataforma SSP se beneficiará también de una batería de nueva generación, estándar en el 80% de los modelos eléctricos, variando la química. Por ejemplo, con manganeso en los modelos de volumen, frente al níquel que es más caro. Al menos, hasta que el coste de una batería de estado sólido permita su montaje a gran escala. Una tecnología que ofrecerá una mayor autonomía y también menos tiempos de carga.