¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Audi Q8 se transforma en un prototipo de conducción autónoma de nivel 4 en China

    El Audi Q8 se transforma en un prototipo de conducción autónoma de nivel 4 en China
    El primer Audi Q8 autónomo de nivel 4 se pone a prueba en ChinaAudi
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    La marca de los cuatro aros renunció a la investigación y desarrollo de la conducción autónoma. Pero la nueva ley aprobada en Alemania le ha dado alas a Audi para retomar esta avanzada tecnología. La firma ha equipado el nuevo Q8 con todos los dispositivos necesarios y ya realiza pruebas en China, uno de los mejores escenarios para este menester.

    La conducción autónoma vuelve a Audi. Si bien hace unos meses, la marca alemana renunció por el elevado coste que suponía y sin ver una normativa reguladora que permitiera su implantación, la firma ha retomado estas investigaciones con una nueva flota de unidades que está recorriendo diferentes escenarios mundiales. Lo cierto es que la primera ley de conducción autónoma aprobada en Alemania ha reabierto las puertas a esta avanzada técnica.

    Y más aún el reciente permiso y homologación que ha recibido la marca de la estrella hace unos días, lo que permitirá que los modelos más exclusivos de Mercedes sean autónomos a partir de 2022, aunque solamente en el país natal. En el caso de Audi, la firma se ha trasladado a uno de los países más poblados del mundo para probar los diferentes dispositivos equipados a bordo del Q8. El SUV coupé se ha transformado en una tecnológica mula de ensayos con los sistemas y sensores más potentes y novedosos, en el frontal, laterales y una gran parafernalia sobre el techo, que recorre ciudades chinas.

    Foto Asistente de semáforos de Audi
    Audi prueba el avanzado asistente de semáforos en China, un componente más de la tecnología autónoma

    El Audi Q8 autónomo de nivel 4 se prueba en China

    A los habituales sensores de radar y de ultrasonidos, se unen también una nueva generación de potentes LIDAR y de cámaras que permiten disponer de funciones de hasta nivel 4. Un compendio tecnológico que la marca alemana prueba una y otra vez en la localidad china de Wuxi, sobre una ruta específica de 6,5 kilómetros de longitud. Y es que esta ciudad de seis millones de habitantes, junto con la capital de Pekín, permiten la realización de estas avanzadas pruebas de conducción autónoma aprovechándose de la vía pública y del tráfico.

    De hecho, el prototipo del Q8 reconvertido en un SUV autónomo está preparado para que el conductor intervenga solamente en situaciones de verdadera emergencia, contando con un interior prácticamente convencional. Una de las importantes diferencias la puedes ver en la imagen sobre estas líneas, pues el SUV deportivo está equipado con el asistente de semáforos, una de las tecnologías «V2X», de manera que se comunica, envía y recibe información de otros vehículos y de las infraestructuras de tráfico.

    El asistente de semáforos también funciona en Europa, aunque solamente en las ciudades alemanas de Düsseldorf e Ingolstadt, la gran casa de Audi. El sistema muestra un contador regresivo en el cuadro de instrumentos digital señalando el tiempo restante para que el semáforo cambie de rojo a verde. En el gigante asiático, también está disponible a bordo de las versiones alargadas de los Audi A6 y A7 Sportback añadiendo, también, una advertencia de peligro local.

    Fuente: Auto Motor und Sport