¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La batería del millón de kilómetros, una realidad en China gracias a BYD

    Detalle de la batería Blade desarrollada por BYD, con un gran paquete de celdasBYD

    La autonomía es la clave del éxito de los coches eléctricos. Lo saben los fabricantes, pero el gran problema es su alto precio. El nuevo Mercedes EQS ya se ha confirmado con 770 kilómetros con una sola carga. Cifras muy lejos de lo que ya está disponible en China, la batería Blade de BYD de un millón de kilómetros.

    Los fabricantes alemanes, y los europeos, se están lanzando a la carrera de los coches eléctricos. Cada vez son más, y en tan solo unos años veremos un auténtico aluvión de novedades en paralelo a la gama de combustión. La autonomía máxima con una sola carga también está en aumento, hasta 770 kilómetros en el nuevo Mercedes EQS a punto de estrenarse. Sin embargo, China es la que domina verdaderamente en este campo de las baterías.

    Poco a poco, las marcas de coches eléctricos chinos se están introduciendo en Europa. Llegan cargados de tecnología en el interior, con vistosos y futuristas diseños por fuera y con entrañas muy sofisticadas, especialmente baterías. Grandes esfuerzos para conquistar a los clientes europeos, pero sin éxito. Y es que todavía resuenan las campanas de aquellas pruebas de choque a las que se sometieron algunos coches chinos que literalmente se partieron en dos mitades.

    Foto Batería Balde de BYD - tecnología
    A la izquierda, una batería convencional de módulos. A la derecha, la batería Blade de BYD sin módulos

    El fosfato de hierro y litio es el futuro de las baterías para coches eléctricos, con hasta un millón de kilómetros

    Las marcas europeas se han empeñado en fabricar sus propias baterías en el Viejo Continente con químicas más simples, frente a los chinos que ya cuentan con avanzadas baterías de fosfato de hierro y litio, la batería del millón de kilómetros. Con esta combinación química, es cierto que la densidad de energía es menor y, por tanto, el tamaño es mayor para conseguir una elevada autonomía, pero a cambio mantiene una capacidad de carga del 90% con más de 2.500 ciclos de carga.

    Así lo apunta el experto Peter Fintl, Director de Tecnología e Innovación en la consultora Altran, señalando que BYD puede ofrecer esta autonomía gracias a una nueva tecnología bautizada como «Blade Battery». Flint señala que los de la marca china han cambiado el formato del empaquetado de las celdas sin necesidad de módulos individuales, por lo que se colocan paquetes más apretados.

    El experto asegura que esta química también es más segura, no produciendo reacciones y no existen «fugas térmicas», ni incendios. Un plus de seguridad, y de dinero que repercute en el precio de venta, que también permite reducir el peso de los coches eléctricos, ya que actualmente las marcas se ven obligadas a utilizar más materiales para proteger debidamente la batería y conseguir un alojamiento completamente hermético. El experto asegura que estas baterías perderán un 10%, aproximadamente, de su capacidad cuando el vehículo acumule 250.000 kilómetros o una vida útil de entre 10 y 15 años de uso, por lo que incluso puede superar la vida de muchos coches.

    Fuente: Stern.de