¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los clientes de Bentley insisten en el lanzamiento del Continental GT Hybrid

    Fotos espía Bentley Continental GT HybridMotor.es

    Desaparecido desde hace más de tres años, la llegada del Bentley Continental GT Hybrid parece estar más cerca. El fabricante está volviendo a considerar el lanzamiento de la versión híbrida enchufable tras el interés mostrado por algunos clientes en una versión de bajas emisiones del coupé británico, y que en Motor.es te mostramos en primicia.

    Hace nada menos que tres años que cazamos al Bentley Continental GT Hybrid realizando unas pruebas al sur de Europa. La firma británica sorprendió a todos con una unidad del deportivo desprovista de camuflaje y con una tapa sobre el musculoso paso de rueda izquierdo, como todos los híbridos enchufables del grupo Volkswagen.

    Desde aquellas fotos espía, poco más se supo más que la configuración mecánica sería compartida con el Bentayga Hybrid. Ahora, Matthias Rabe, el responsable de ingeniería de Bentley, ha señalado en una entrevista mantenida con un conocido medio británico que «hay un cierto interés en un Continental GT electrificado por parte de los clientes de Bentley que viven en áreas metropolitanas y necesitarán un automóvil capaz de funcionar con cero emisiones en nuevas zonas».

    Bentley estudia el conjunto mecánico idóneo para el Continental GT Hybrid

    El alemán, que ha diseñado la hoja de ruta de la electrificación de la marca de Crewe, es consciente de que el primer modelo eléctrico de la marca no llegará hasta 2025 y que las normas de emisiones con cada vez más duras, por lo que una parte de sus modelos no podría acceder al centro urbano de las grandes capitales, lo que obliga a un esfuerzo adicional para ampliar la oferta de modelos de bajas emisiones, más allá de los Bentayga Hybrid y Flying Spur Hybrid, el primero ya a la venta.

    Es más, Rabe pretende dar prioridad a un Continental GT Hybrid frente a las versiones de altas prestaciones, dejando caer que la actual gama del Continental GT no tiene previsto un Supersport o un GT3-R en su plan de productos, añadiendo que «Estamos investigando varias opciones en la etapa de prototipo experimental, hablando con los clientes y probando el apetito del mercado». Unas palabras con un gran significado, pues demuestra que aquel prototipo avistado no se ha metido indefinidamente en un cajón como suele ocurrir.

    La cuestión ahora es la configuración mecánica, y si el conjunto híbrido enchufable de los Bentayga y Flying Spur es suficiente en términos de emisiones de CO2. El motor V6 de 3.0 litros biturbo y su motor eléctrico asociado rinden una potencia máxima de 449 CV, disponiendo de una autonomía máxima en modo eléctrico de casi 50 kilómetros gracias a una batería de iones de litio con 17,3 kWh de capacidad. Rabe y su equipo deberán afinar mucho para bajar las emisiones de CO2 hasta un máximo de 50 g/km, o algo menos, ya que en el SUV ascienden hasta 79 g/km.

    Fuente: Autocar.co.uk