¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

BMW actualizará su gama de motores diésel B37 y B47

De cara a 2018, BMW actualizará por primera vez los motores turbodiésel de tres y cuatro cilindros realizando mejoras técnicas con nuevos turbocompresores y aumentando la presión de inyección para mejorar la demanda de potencia y aumentar la eficiencia manteniendo las cifras de potencia y par motor originales.

Detalle del motor turbodiésel B47 de cuatro cilindros TwinPower Turbo montado en modelos de BMW y MINI

La nueva generación de motores de gasolina y diésel conocidos como B fue estrenada hace tres años, comprendiendo arquitecturas de tres, cuatro y seis cilindros. Tres años después, la marca alemana anuncia que los diésel de tres y cuatro cilindros B37 y B47 experimentarán su primera actualización.

Si no eres muy conocedor de los motores de BMW te explicaremos que cuando ves un código como "B38K15T0", es el código asignado por BMW -para algunas de las versiones mecánicas de los modelos de esta marca o de MINI, para un motor de gasolina de tres cilindros, montado en transversal con 1.5 litros de cilindrada, pero cuando al final se añade la terminación "TÜx" -donde x es un número diferente de cero- corresponde a la actualización técnica número X.

Esta imagen muestra los códigos que identifican a los motores de BMW y MINI según su diseño

Dicho esto y centrándonos en la primera actualización de los motores B47, el nuevo motor base de la gama diésel de cuatro cilindros se conocerá como B47TÜ1 y en el caso del diésel de de tres cilindros como B37TÜ1. Técnicamente las versiones 18d y 20d ofertadas en el motor B47 no tienen más potencia ni más par motor, manteniendo sus actuales cifras en 150 CV y 350 Nm y 190 CV y 400 Nm e igualmente ocurrirá con el tres cilindros B37 disponible en dos versiones de potencia con 95 CV y 220 Nm y con 116 CV y 270 Nm.

Las mejoras se centrarán en la respuesta a demanda de potencia y en el consumo de combustible y emisiones, mediante dos nuevos turbocompresores que en el rango inferior del régimen del motor funciona un turbocompresor de geometría variable y a un régimen superior entra en funcionamiento el segundo turbocompresor más grande para alcanzar la potencia máxima. Mediante estos nuevos turbos más una presión de inyección más elevada y otras medidas para reducir la fricción, la marca reducirá el consumo de combustible y las emisiones de CO2 entre un cuatro y un cinco por ciento.

Estas nuevas medidas también permitirán que los propulsores diésel B37 y B47 se adapten a la exigente normativa de emisiones Euro 6c manteniendo medidas como un filtro de partículas diésel y otro de NOX con la solución acuosa de urea Adblue. Poniendo un ejemplo, se estima que el BMW X1 xDrive20d con transmisión automática Steptronic de 8 velocidades reduzca el consumo de 4,9 a 4,7 l/100 km y las emisiones de CO2 de 129 a 123 g/km.

Fuente: BimmerToday

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto