¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Bonhams subasta un BMW M1 con menos de 5.000 kilómetros

6

Hace unos días concluían las subastas de Bonhams en Goodwood con motivo del FoS Goodwood 2016, entre los que subastaba este raro e impecable ejemplar del M1 prácticamente a estrenar, con menos de 5.000 kilómetros de uso. Toda una rareza.

Silueta italiana y corazón alemán.

Bonhams era una de las compañías encargadas de la ronda de subastas celebradas estos días en Goodwood, coincidiendo con el Festival of Speed de Goodwood 2016, donde se pusieron a la venta no pocos deportivos y vehículos de colección. Entre los que podemos destacar este espectacular BMW M1 con apenas 3.000 millas de uso, lo que vienen a ser unos escuetos 4.900 kilómetros desde que este ejemplar fuera fabricado en 1981.

Dado el escaso kilometraje del modelo, es sencillo entender el magnífico estado de conservación del mismo, que salvando el color de su carrocería, que fue cambiado poco después de su salida de fábrica al blanco que luce todavía, el M1 se muestra completamente original y lo más importante, prácticamente nuevo. Como si de un vehículo a estrenar se tratara.

Este ejemplar ha vivido una buena parte de su vida en Oriente Medio, donde residía su comprador original, y ahora ha sido vendido en Goodwood por 367.383 euros, uno de los precios más altos pagados por uno de estos raros ejemplares, de los que se fabricaron menos de 500 en su día.

Su contador marca apenas poco más de 3.000 millas.

El BMW M1 es uno de los modelos más raros de la marca de Munich. No solo por su escasa producción, limitada a tan solo 453 unidades, sino por su propia arquitectura y concepción en si misma.

BMW Motorsport pretendía crear un modelo deportivo que sustituyendo al 3.0 CSL pudiera competir contra los deportivos de la época a la vez que sirviera para poder homologar una versión para los Grupos 4 y 5 de circuito, para la cual contaba con empresas externas como la ItalDesign de Giorgetto Giugiaro y Lamborghini. El diseño del chasis corrió a cargo de Gian Paolo Dallara, que se encargó del bastidor tubular y las suspensiones, siendo este responsable de modelos de la marca italiana como el Miura y el Countach, aunque poco después, Lamborghini entraba en quiebra y debían alterarse por completo todos los planes.

El M1 contó además con uno de los procesos de fabricación más desordenados de la historia, puesto que para suplir la falta de Lamborghini, que era la encargada inicialmente de fabricar el bastidor, BMW e ItalDesign tuvieron que ingeniárselas improvisando una cadena de montaje en Italia. El bastidor tuvo que fabricarlo Marchesi a la vez que los paneles de fibra de vidrio de la carrocería eran realizados por T.I.R, para después ser entregados a ItalDesign, que se encargó del ensamblaje, incluido el interior. El montaje final lo realizaba el carrocero Baur en Alemania, que se encargaba de añadir la planta mecánica y terminar el montaje final.

Un detalle único del M1 era el doble emblema trasero.

Pero este no fue el único varapalo del M1, ya que oficialmente nunca llegaba a competir debido al retraso del lanzamiento del modelo, que era presentado en 1978 y no comenzaba su fabricación hasta 1981, tarde ya para poder homologarlo en el Grupo 4, que en esos momentos estaba a punto de desaparecer para ser sustituido por el Grupo B. Por lo que para aprovechar las unidades fabricadas se creó una serie monomarca denominada Pro Cary que actuaba de telonera de la Formula 1 en los fines de semana de Gran Premio, en algunas ocasiones con los propios pilotos de F1 a los mandos de los espectaculares M1 preparados.

Su mecánica era el motor M88 de seis cilindros en línea que más tarde emplearían otros modelos de la división M, el M5 y el M6. Si bien el bloque derivaba del que empleaba en ese momento modelos como el Serie 7, la culata era tomada del motor empleado en el 3.0 CSL. Con 3.453 c.c. entregaba en su versión de calle hasta 280 CV, que se elevaban hasta los 476 en los propulsores destinados al Grupo 4 y hasta unos espectaculares 860 caballos en los destinados al Grupo 5 Silhuoette.

Actualmente es uno de los BMW más raros y cotizados, que aparecen esporádicamente en este tipo de eventos, convirtiéndolo en una auténtica rara avis dentro del mundillo de deportivos clásicos. Por lo que un ejemplar como el de las imágenes, con un estado semejante y un kilometraje tan bajo, no será sencillo volver a ver.

Fotos: Bonhams

Fuente: Bonhams

Noticias relacionadas

Bonhams subasta un BMW M1 con menos de 5.000 kilómetros
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto