¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

BMW M3 CabrioBMW M4 Cabrio, nuevo nombre, pero 26 años de tradición

Hace poco nació la Serie 4 de BMW, y con ella los M4 y el nuevo M4 Cabrio. BMW pasó las carrocerías coupé de la Serie 3 a la nueva Serie 4. Hubo un cambio de nombre, pero no se perdió el legado de una saga con más de 26 años de historia, la del M3 cabrio.

Todos nos llevamos las manos a la cabeza cuando supimos que BMW iba a cambiar el nombre de los Serie 3 Coupé y Cabrio. Ahora se englobarían en la nueva Serie 4. Nos pusimos a pensar sobre el fin de los M3 Coupé y Cabrio, pero ya se nos ha pasado el miedo después de conocer ambos modelos y ver que la esencia de BMW Motorsport sigue intacta.

Hoy ha sido el día en el que hemos conocido el BMW M4 Cabrio , Podríamos pensar que es un modelo nuevo. Por denominación comercial puede que lo sea, pero por legado acumula a sus espaldas más de 26 años siendo uno de los modelos de referencia del sector.

BMW M3 Cabrio E30, un comienzo casi casual

Hace 28 años, en 1986, nació el primer BMW M3 (E30) como necesidad para la homologación del vehículo con el que la marca bávara competiría en el DTM. No había intención de fabricar una carrocería descapotable, pero la demanda manda y en 1988 esta se materializó sobre el Serie 3 Cabrio, nació así el primer M3 Cabrio.

Inicialmente equipaba un motor de 2.3 litros y cuatro cilindros en línea que entregaba 195CV. En 1990 y potenciando el motor hasta los 215CV, el M3 Cabrio era el descapotable de cuatro plazas más veloz, capaz de alcanzar los 239 kilómetros por hora.

Este modelo se fabricó hasta 1991, con menos de 800 unidades fabricadas de forma artesanal por BMW Motorsport. El M3 Cabrio E30 era 160 kilos más pesado que el Coupé debido a los refuerzos necesarios.

BMW M3 Cabrio E36, con el cielo ya en mente

1992 fue el año del BMW M3 E36, esta vez sí, con una variante convertible ideada desde el principio del desarrollo, aunque no llegó al mercado hasta 1994. La receta era la misma, pero BMW puso más énfasis en al seguridad incluyendo tras los respaldos traseros unas barras antivuelco retráctiles en caso de accidente.

El marco del parabrisas también era más robusto, para preservar el habitáculo en caso de vuelco. La construcción ligera ya estaba presente, y el sobrepeso con respecto al M3 Coupé era de sólo 80 kilos, la mitad que en el generación E30.

Esta ligereza permitió que el Cabrio fuese casi tan rápido como el Coupé. Con el mismo motor de 3.0 litros y seis cilindros en línea de 296CV, el descapotable alcanzaba los 100 kilómetros por hora en 6,4 segundos, 0,2 décimas más que su hermano cerrado. En 1995 el motor entregaba 321CV y era posible acelera de 0-100 a cielo descubierto en 5,6 segundos. Si algo había seguro era el paso por el peluquero.

BMW M3 Cabrio E46, brutalidad para el nuevo milenio

El más impactante de los M3 y M3 Cabrio vistos hasta la fecha fue la tercera generación E46, que data del año 2001. Con un aspecto realmente salvaje y 343CV bajo el capó el 0-100 estaba asegurado en 5.5 segundos. Un seis cilindros en línea de 3.2 litros era esta vez el protagonista.

Al igual que la generación anterior, la velocidad máxima estaba limitada a 250 kilómetros por hora, pero sin limitación era capaz de sobrepasar los 300 km/h. Se ofreció con una caja manual Getrag de seis relaciones y una SMG Drivelogic de accionamiento electrohidráulico

BMW M3 Cabrio E93, el último de la saga

En 2008, un año más tarde que el Coupé, llegó al mercado el M3 Cabrio E93, el último que conservaría esta nomenclatura. 420CV y 400Nm eran los que enviaba a las ruedas traseras el motor V8 atmosférico de 4.0 litros.

Fue el último en conservar la denominación M3 y también en tener un motor V8 atmosférico, puesto que el nuevo BMW M4 Cabrio, cambió algunas cosas con tal de ser un modelo más eficiente, pero también más prestacional. Fue el primero en ofrecer un cambio automático y un techo duro retráctil, que incrementaba el peso sobre el Coupé en 200 kilos. Fue el último de una saga ahora continuada por el BMW M4 Cabrio, 26 años después.

Fuente: BMW

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto