¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Uno de los prototipos originales del Bugatti EB110 aparece la venta casi a estrenar

    Uno de los prototipos originales del Bugatti EB110 aparece la venta casi a estrenar
    12
    Prototipo C13 del Bugatti EB110 GTCopley Motorcars
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera5 min. lectura

    Uno de los prototipos de desarrollo originales del Bugatti EB110 ha aparecido a la venta en un concesionario especializado de California. Este destacado ejemplar cuenta con una dilatada historia y un estado de conservación magnífico, mostrando la configuración estándar con la que fue presentado el modelo en 1991.

    El éxito de los Bugatti Veyron y Chiron ha sido un espaldarazo para su ancestro más directo, el no menos espectacular Bugatti EB110, con el que comparten características tan importantes como el bastidor y carrocería de carbono o la configuración mecánica de motor central trasero y tracción total. Características en las que precisamente el Bugatti desarrollado en Italia fue pionero en el mercado.

    Lamentablemente, la quiebra de la compañía a mediados de la década de los noventa supuso que su primer y único deportivo comercializado contara con una producción realmente escasa, inferior a las 150 unidades, por lo que todos y cada uno de los ejemplares de las dos únicas variantes fabricadas son auténticas piezas de coleccionista hoy día. El ejemplar que protagoniza estas imágenes es incluso más relevante.

    Este fue uno de los primeros prototipos de desarrollo del modelo.

    Estas imágenes se corresponden con un anuncio del concesionario Copley Motorcars, un especialista en clásicos californiano, donde esta unidad se encuentra ahora a la venta, aunque como podremos ver no se trata de un ejemplar más del raro Bugatti EB110 en su variante GT, sino de una auténtica y destacada pieza única cargada de historia.

    Prototipo

    Este es uno de los prototipos empleados durante el desarrollo del modelo, concretamente el identificado con el código C13 y que fue empleado tanto durante el desarrollo y homologación del modelo como durante su promoción inicial. Por lo que este fue protagonista de algunos reportajes e imágenes oficiales de la época, además de participar en varios salones del automóvil y distintos eventos internacionales.

    En principio, este ejemplar pertenecía a la factoría debido a su naturaleza de prototipo de desarrollo y showcar, por lo que este fue uno de los ejemplares adquiridos por Dauer durante la subasta de los bienes de Bugatti Automobili. El especialista alemán reconstruyó el modelo con la misma configuración que lucían los ejemplares mostrados durante la presentación del modelo en 1991, con la carrocería en el atractivo azul Bugatti y el interior revestido por completo en piel de color gris con unas pocas inserciones de madera.

    Su estado de conservación es magnífico y su kilometraje ridículo.

    Este ejemplar no conoció a su primer propietario hasta el año 2000, un coleccionista suizo, quien lo vendió en 2015 a otro anónimo coleccionista estadounidense. De ahí que el ejemplar se encuentre ahora a la venta en un especialista de California y tenga toda la documentación en regla para poder ser matriculado y conducido en ese mercado.

    El estado de conservación de este ejemplar es uno de los mejores que hemos visto en los últimos tiempos. Si atendemos las imágenes publicadas por el concesionario da la sensación de que nos encontramos ante un vehículo completamente nuevo y no ante una unidad que empezó a ser usada a principios de la década de los noventa. Aunque lo cierto es que su kilometraje es el propio de un vehículo a estrenar, pues en su marcador solo aparecen 1.095 kilómetros de uso.

    El concesionario no ha revelado su precio, pero como otros prototipos de los Bugatti fabricados en Campogalliano seguramente se situará por encima del millón de dólares. Pues su rareza y estado de conservación lo merecen.

    El primer superdeportivo de carbono de motor central que montó un sistema de tracción total.

    El Bugatti EB110 estuvo disponible en dos versiones mecánicas, el EB110 GT y el EB110 SS o Super Sport. Ambos montaban el V12 de 3.5 litros y 60 válvulas alimentado por 4 turbos y asociado a una transmisión manual con tracción total. Pero si el primero entregaba 560 CV (553 hp) y 611 Nm de par páximo, el Super Sport alcanzaba los 612 CV (603 hp) y 650 Nm.

    Uno de los prototipos originales del Bugatti EB110 aparece la venta casi a estrenar