¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Cadenas de nieve: ¿qué tipos hay y cuáles son las mejores?

    Se acercan los temporales y no debemos prescindir de las cadenas.Pixabay

    El invierno siempre complica la conducción, especialmente en las zonas más frías y montañosas. Unas imprescindibles aliadas en estas circunstancias pueden ser las cadenas de nieve, de las cuales hablaremos a continuación.

    Con el invierno llegan las lluvias, las heladas, la nieve… todos ellos elementos adversos a la hora de circular y que comprometen nuestra seguridad. Pero no podemos quedarnos encerrados pues la vida sigue, así que debemos extremar la precaución y recurrir a determinadas herramientas para circular con mayores garantías.

    Los neumáticos de invierno y las cadenas de nieve son algunas de esas herramientas imprescindibles en la época de bajas temperaturas. Lo más sencillo es recurrir a las cadenas, un elemento que siempre es conveniente que tengamos en el maletero de nuestro coche, independientemente de en qué zona de España vivamos, pues nunca estamos a salvo de una nevada esporádica.

    Las cadenas deben montarse siempre en el eje motriz

    Pero, en zonas en las que las nevadas son habituales, especialmente las de montaña, se trata de un elemento imprescindible para pasar el invierno. Actualmente, el mercado ofrece varios tipos de cadenas de nieve, de las cuales vamos a hablar en las siguientes líneas.

    Tipos de cadenas de nieve para el coche

    Las tenemos de diferentes materiales y precios, por lo que cada una de ellas ofrece ventajas y desventajas:

    Cadenas líquidas

    Los sprays de nieve no son muy efectivos.

    Hablamos en realidad de un spray que, aplicado en la banda de rodadura del neumático, ofrece un agarre adicional durante un periodo limitado de tiempo. Realmente no es más que una solución de emergencia para momentos muy puntuales y no está justificado su uso cuando se obliga la circulación con cadenas. Su coste aproximado es de 6 euros.

    Cadenas metálicas

    Las cadenas metálicas son las más habituales.

    Las cadenas «de toda la vida» y las que dan nombre a todos estos dispositivos que estamos analizando. Se trata de cadenas de eslabones metálicos que ofrecen una relación calidad/precio muy interesante.

    Su coste suele oscilar entre los 20 y los 50 euros y destacan por su durabilidad y seguridad, aunque como contrapunto son complicadas de instalar en la rueda. Además, son ruidosas durante la circulación y provocan vibraciones.

    Si las utilizamos con nieve insuficiente, pueden también provocar daños en los neumáticos y las suspensiones. Tampoco son efectivos el ESP y el ABS durante su uso. Las hay de tensión automática, pero son más caras que las de tensión manual.

    Cadenas textiles

    Las cadenas textiles son menos resistentes.

    Se trata de una funda de tela que cubre la banda de rodadura del neumático y proporciona un agarre extra. Son muy ligeras y sencillas de montar, pero es importante no superar la velocidad recomendada por el fabricante para no dañarlas prematuramente.

    Entre sus ventajas, destacan que no dañan la llanta y permiten el uso del ABS y el ESP. Su precio oscila entre 30 y 100 euros aproximadamente.

    Cadenas de red o compuestas

    Cadenas de red o compuestas, muy efectivas pero también más caras.

    Estas son similares a las de tela, pero la banda se sustituye por un entramado de cables plásticos revestidos. Su montaje también es sencillo, aunque deben tensarse para ajustarse al neumático.

    Son recomendables para uso frecuente por ser más caras (entre 70 y 95 euros) y resistentes. Entre sus ventajas encontramos la suavidad de marcha, la durabilidad y que son compatibles con el control de estabilidad.

    Cadenas semiautomáticas

    Las cadenas semiautomáticas se fijan permanentemente a la llanta.

    Este tipo de cadena va instalada de manera permanente en una jaula fijada a la llanta, de la que se extraen cuando se hace necesario su uso. Su montaje es muy rápido y son muy eficaces con gran cantidad de nieve o hielo, siendo además muy duraderas.

    Como contrapartida, cuestan entre 200 y 600 euros y son más recomendables para neumáticos de perfil bajo.

    Cadenas TPU

    Las cadenas TPU son una opción calidad/precio muy equilibrada.

    Este tipo de cadenas son recientes y están comenzando a hacerse un hueco en el mercado por su excepcional relación calidad-precio. Se trata de un conjunto de tres o cuatro bandas independientes para cada rueda formadas por una suela de TPU, es decir, goma endurecida provista de dibujo y tacos de acero que proporciona agarre adicional.

    Son de ajuste universal al fijarse mediante cinchas de medida variable, pero sólo pueden utilizarse en llantas de aleación, ya que en la mayoría de las llantas de chapa no es posible pasar la cincha correctamente de un lado a otro. Suelen tener un precio que parte desde los 40 euros.

    Dónde, cuándo y cómo montar las cadenas de nieve en el coche

    Una vez que tenemos nuestras cadenas de nieve, debemos saber dónde montarlas en función de las características de nuestro vehículo:

    • Vehículos de tracción delantera: sólo es necesario montar cadenas en las dos ruedas delanteras.
    • Vehículos de tracción trasera: en este caso procederemos al montaje en las ruedas del eje trasero.
    • Vehículos de tracción 4x4: no nos queda más remedio que hacer un doble desembolso y montar las cadenas en las cuatro ruedas del coche, puesto que todas ellas son motrices. En el caso de disponer únicamente de dos cadenas, las montaremos en las ruedas delanteras, que son las directrices.

    Además, deberemos montar las cadenas sólo cuando el asfalto esté cubierto de nieve o hielo, pues de lo contrario dañaremos las cadenas, los neumáticos y las llantas o incluso la suspensión. Para la operación, deberemos seguir estos cuatro importantes consejos:

    1. Aparcar en un sitio seguro de la vía
    2. Encender las luces de emergencia
    3. Ponerse el chaleco reflectante antes de bajar

    Si nos encontramos en un margen de la vía, señalizaremos nuestra posición con los triángulos de emergencia y/o las balizas luminosas V16.