¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Neumáticos de invierno? Cómo elegir cuáles comprar

    A menos que vivas en una zona costera con clima suave, esto te interesa. Puedes aumentar significativamente la seguridad conduciendo si equipas los neumáticos más adecuados a la estación y temperaturas medias. Cuanto más frío hace, más se nota la diferencia.

    Neumático de invierno: atención al dibujo en la banda de rodadura y en los flancos, están especializados en abrirse paso a través de la nieve, pero también evacúan muy bien el agua

    El mercado nos ofrece neumáticos de múltiples tipos y para prácticamente cualquier necesidad. Estamos acostumbrados a los neumáticos convencionales o de verano, optimizados para rodar en un clima templado o caluroso. Por eso mismo, su rendimiento cae cuando bajan las temperaturas.

    Los neumáticos tienen que lograr una fricción efectiva con el asfalto para proporcionar agarre. La temperatura baja tiende a endurecer el compuesto y a que este agarre peor, llegando al punto de no agarrar en absoluto cuando se juntan bajas temperaturas y hielo. No es una situación agradable al volante.

    Los fabricantes de neumáticos nos ofrecen dos tipos de neumáticos muy interesantes para rodar con seguridad con frío -independientemente de que caiga nieve o no-, los todotiempo o all-weather, o los de invierno. La práctica totalidad de los neumáticos de primera monta y de reemplazo son de verano.

    A partir de 7 ºC y hacia abajo los neumáticos de verano epiezan a perder mucho rendimiento: agarran peor, tardan más en frenar y pierden tracción

    Un neumático todotiempo está optimizado para climas suaves, en los que las temperaturas no bajan mucho, pero tampoco hace mucho calor. No dan su mejor rendimiento ni con altas temperaturas ni con los termómetros bajo cero, pero son un buen término medio. Valen todo el año.

    Los que viven en zonas claramente frías durante el otoño o el invierno, especialmente en lugares montañosos y altos, preferirán los neumáticos de invierno. Mejoran mucho su rendimiento con el frío, ya que cuentan con más sílice y eso hace que el compuesto no se endurezca tanto con el frío.

    A ojos de un profano pueden parecer lo mismo, ya que su dibujo cuenta con numerosas láminas y tacos con hendiduras para ir mordisqueando la nieve y el hielo. Además, este tipo de dibujo evacúa el agua con gran eficacia, y la diferencia con el neumático de verano se nota más cuanto más frío hace.

    Da igual que hablemos de un tracción delantera, un tracción total (como en este caso) o un propulsión trasera: en invierno los neumáticos especiales van mucho mejor

    A la hora de escoger un tipo de neumático u otro, piensa en la temperatura media. Por ejemplo, entre 5 y 15 grados un neumático todotiempo va bien, por debajo gana el de invierno y por encima el de verano. A la mayoría de los españoles les cuadran más los neumáticos todotiempo, y se han empezado a vender mucho más en los últimos años.

    Cuando un neumático cuenta con el marcado "M+S" (mud+snow, o barro y nieve) es más eficaz en esas condiciones que uno de verano, pero puede ser considerado como un neumático para todoterreno o todocamino. Lo que distingue a un neumático de invierno o todotiempo es una montaña nevada con tres picos. Todos los neumáticos de invierno o todotiempo son, además, M+S, pero no todoterreno. Ojo con esto.

    En el caso de presentar el logotipo de la montaña nevada -y no en otro- legalmente se consideran sustitutos de las cadenas, por lo que no hará falta instalarlas cuando lo requieran los agentes de tráfico; se han homologado como neumáticos especiales. No solo es una mayor comodidad, es una mayor seguridad, y el coste respecto a los neumáticos de verano es solo un poco más alto.

    Cuando la diferencia del invierno al verano es abrupta, lo más recomendable es tener un segundo juego de llantas para las ruedas de invierno -pueden ser de chapa y con tapacubos, e incluso de desguace- y conservar las llantas normales con las ruedas de verano, e ir cambiando cuando las temperaturas se estabilizan.

    Esto, que en España es relativamente exótico, es algo normal en varios países europeos, véase Alemania. Si no hay espacio para guardar las cuatro ruedas con sus llantas, existe la posibilidad de contratar un servicio de "guardería de neumáticos", que puede salir a 50 euros por temporada o menos.

    Con los neumáticos todotiempo esto no será necesario, se puede usar el mismo juego todo el año y evitar el segundo juego. Por cierto, cuando hablamos de juego, se entienden las cuatro ruedas, no es conveniente mezclar porque se producen diferencias importantes de agarre de un eje al otro, y puede ser peligroso.

    Está demostrado que un vehículo 4x2 se desenvuelve mejor con bajas temperaturas equipando los neumáticos correctos que un 4x4 exactamente igual que lleve ruedas de verano. ¿Y con altas temperaturas? Los neumáticos de invierno se degradan por encima de los 20 ºC, efecto menos apreciable en neumáticos todotiempo (que pueden durar lo mismo que uno de verano).

    La eficacia de los neumáticos todotiempo o de invierno dependen de su profundidad de surco (debería superar los 4 mm) y de la fecha de fabricación. Pasado el cuarto año las prestaciones empiezan a empeorar. Para conservarlas de una temporada a otra, las ruedas deberían estar en un entorno seco, sin incidencia de la luz solar y envueltas.

    Si bien es cierto que hay muchas marcas para elegir, son más recomendables las primeras y segundas marcas, son las que más dinero se gastan en i+D. Pueden costar más, desde luego, pero lo compensan con mejores prestaciones y una mayor duración, luego podemos estar ahorrando a la larga. Desconfía de los chollos y pregunta la fecha de fabricación.

    No hace falta esperar a ver semejante "estampa invernal", basta con que haga frío, y a pesar de la situación privilegiada de España y al cambio climático, es algo con lo que sigue habiendo que convivir

    Puedes equipar neumáticos todotiempo o de invierno en la misma medida que sueles usar, aunque irán un poco mejor si es una medida compatible más estrecha. Cualquier especialista en ruedas puede indicarnos medidas compatibles mirando la ficha técnica. La ITV permite una diferencia de diámetro del 3%, al alza y a la baja, y deben ser dos ruedas iguales por eje.

    Como "pegas" notarás una dirección algo menos precisa y un poco más de ruido de rodadura. El consumo puede mantenerse o subir un par de décimas

    Ten en cuenta que estos neumáticos pueden tener un código de velocidad inferior al de verano, pero esto solo tiene importancia cuando se rueda muy por encima de los límites legales de velocidad. Para 120-130 km/h puedes olvidar este párrafo por completo. A partir de 180 km/h empieza a ser importante.

    Consulta a tu especialista en neumáticos para preguntar cuál es la mejor elección para ti en función de tu patrón de uso. Lo más seguro es que unos buenos neumáticos todotiempo sean lo más adecuado, tanto por comodidad como por coste.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto