Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Cadillac CTS-V de 1.000 CV de Hennessey es la despedida perfecta para el CTS

13

Hennessey Performance ha preparado una variante aún más explosiva del Cadillac CTS-V 2018. Equipado con uno de los habituales kit HPE1000 del preparador tejano, este es el homenaje de despedida perfecto del modelo, que desaparecerá de los concesionarios en 2019.

Nuevo Cadillac CTS-V HPE1000.

Hennessey Performance ha vuelto a presentar un modelo equipado con su habitual kit de potenciación HPE1000, aunque en esta ocasión nos encontramos con un sedán que ya es bastante radical de por si, el Cadillac CTS-V, una auténtica bestia que se encuentra en peligro de extinción, pues desaparecerá del mercado el año que viene.

Como el resto de versiones V-Series actuales, el Cadillac CTS-V desaparecerá del mercado tras el actual modelo 2019, siendo sustituido (en teoría) por el futuro Cadillac CT5, modelo que se enfrenta actualmente a la última etapa de sus pruebas de desarrollo. Por lo que esta versión potenciada HPE1000 es el homenaje de despedida perfecto para el modelo.

Como es habitual en estas preparaciones de Hennessey Performance, el modelo prácticamente no ve alterado su esquema estético. Tan solo unos pocos detalles delatan su verdadera naturaleza, como es el caso de los emblemas HPE1000 o los nuevos elementos del vano motor, de resto, parece un ejemplar más del Cadillac CTS-V.

A nivel estético no hay cambios de consideración.

Este nuevo kit está disponible para todos los ejemplares del Cadillac CTS-V de los modelos 2016-2018, que cuentan con el V8 LT4 de 6.2 litros sobrealimentado de General Motors que entrega 650 CV (640 hp) y 855 Nm de par máximo. Tras las modificaciones de motor, que incluyen un compresor de mayor tamaño, el rendimiento aumenta hasta los 1.014 CV (1.000 hp) y 1.310 Nm de par máximo.

Gracias al nuevo potencial el rendimiento del modelo también se ve mejorado, siendo ahora capaz de acelerar de 0 a 96 km/h (0-60 mph) en solo 2.9 segundos, lo que suponen 0.8 segundos menos que la versión de serie. En cuanto a la velocidad máxima, el preparador tejano no ha revelado ningún dato, por lo que entendemos sigue siendo de 322 km/h.

En el espectacular vídeo inferior podemos ver al nuevo Cadillac CTS-V HPE1000 en acción en el circuito Lonestar Motorsports Park, en Texas, la pista de pruebas de Pennzoil.

Noticias relacionadas

El Cadillac CTS-V de 1.000 CV de Hennessey es la despedida perfecta para el CTS
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto