IndyCar Carlos Muñoz completa la alineación de Andretti para la Indy 500

  • El piloto colombiano, sin asiento para 2018, volverá a estar bajo las órdenes de Michael Andretti tras su salida de Foyt.
  • Será su sexta participación en la Indy 500, en la que terminó segundo en su debut en la carrera, 2013, y en 2016.

Las 500 millas de Indianápolis del próximo año contarán con un participante adicional proporcionado, de forma inesperada, por un equipo que ya iba a ser el más numeroso de su parrilla, Andretti Autosport. Por segundo año consecutivo, el equipo de Michael Andretti pondrá en pista en el Month of May un sexto monoplaza, que estará pilotado por un viejo conocido, el colombiano Carlos Muñoz, quien se encontraba sin equipo tras prescindir Foyt de sus servicios.

Tras competir cuatro años en las categorías de promoción europeas con escaso éxito, Muñoz, que cumplirá 26 años el próximo 2 de enero, fue piloto de Andretti entre 2012 y 2016; los dos primeros años, en la Indy Lights, en la que fue tercero en 2013 tras liderar gran parte del campeonato, y los tres siguientes en la IndyCar. El piloto de Bogotá terminó octavo su primera temporada, y estaba considerado una potencial estrella del futuro, pero los resultados no llegaron en la proporción esperada, sumando solo una victoria en Detroit y seis podios en esos tres años, y siendo su falta de patrocinio el detonante final de su salida del equipo. Este año, Muñoz fue el flamante fichaje de A. J. Foyt, pero la total reestructuración de la estructura del heptacampeón lastró el rendimiento general, y Muñoz solo pudo ser decimosexto en la general, con seis top 10 y un séptimo puesto como mejor resultado.

Con el campeonato IMSA como principal objetivo para el año, su ambición dentro de la IndyCar era disputar la Indy 500, donde se ha labrado una reputación como uno de los mejores especialistas, habiendo terminado segundo en dos ocasiones. El piloto colombiano, al que la falta de presupuesto le ha impedido aspirar a un monoplaza a tiempo completo, considera que "el equipo ha sido como una familia para mí desde el primer día. Hemos estado muy cerca de ganar la Indy 500, así que estoy especialmente contento de volver para esta carrera, y espero que tengamos un buen resultado. He de darles las gracias por creer en mí y quererme de vuelta". Muñoz espera, también, que la fortaleza de su amplia alineación sea beneficiosa: "Tenemos seis coches, así que esperamos tener un equipo fuerte trabajando con el nuevo kit. Con fortuna, quizá consigamos esa victoria que tan cerca hemos tenido".

Pese a ser su debut en la IndyCar, Muñoz firmó en 2013 una de las mejores actuaciones de un novato en la historia de la prueba, clasificando en segundo lugar a media milla de la pole y repitiendo posición en carrera, en la que una bandera amarilla final le impidió atacar al vencedor Tony Kanaan. El año pasado, el colombiano se mantuvo en cabeza de forma constante, libró un intenso duelo con Josef Newgarden del que salió vencedor, y solo la increíble estrategia "clutch-and-coast" (embraga y levanta) de Alexander Rossi le dejó sin el premio final. Foyt no encontró la tecla para ir rápido en ningún momento en Indianápolis, y 2017 fue el año más duro en el óvalo para Muñoz, que apenas pudo rescatar una 24ª posición en parrilla, pero, pese a todo, el colombiano hizo gala de sus mejores aptitudes para terminar décimo. 

Sabedor de que Muñoz es una garantía de velocidad en la carrera más importante del año, Michael Andretti espera que sea el añadido definitivo a su programa de seis coches: "Es innegable que Carlos tiene talento en Indianápolis. Terminar segundo dos veces ha alimentado su determinación para estar en el Victory Lane. Ya conoce a sus compañeros y a gran parte de nuestro equipo, así que todo debería ser fluído cuando nuestros seis coches salgan por primera vez juntos". Muñoz se sumará a los cuatro pilotos habituales del equipo para 2018 (Alexander Rossi, Ryan Hunter-Reay, Marco Andretti y el novato Zach Veach), además de a Stefan Wilson, hermano del fallecido Justin Wilson, que renunció este año a disputar la carrera por segunda vez a petición de Andretti para liberalizar un contrato de motor y permitir la participación de Fernando Alonso en la carrera, a cambio de un asiento para la prueba de 2018.

A diferencia de este año, en el que McLaren y Shank co-gestionaban dos de los monoplazas, los seis coches de Andretti estarán gestionados íntegramente dentro del equipo. Paradójicamente, y antes de la confirmación de Muñoz, este hecho hacía que el equipo manifestase, de forma implícita, que no habría un sexto coche para este año debido a la cantidad de recursos que ello implicaba. Eso descartaba la posibilidad de que Danica Patrick, que regresará a la carrera para retirarse a posteriori del automovilismo, corriese con ellos, algo que su propio padre y agente confirmó públicamente. El anuncio de Muñoz hace que la situación de la veterana piloto femenina sea aún más difusa de cara a un potencial asiento, siendo Ganassi, Rahal o incluso Dreyer & Reinbold (equipo que corre sólo la Indy 500) las opciones restantes más plausibles.

Fotos: IndyCar Media

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×