¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Qué es el carnet B1, el permiso de conducir para mayores de 16 años

Qué es el carnet B1, el permiso de conducir para mayores de 16 años
El carnet B1 es, de momento, sólo una propuesta.Unsplash
David Plaza
David Plaza7 min. lectura

El carnet de conducir B1, que ya se utiliza en países como Portugal, Francia, Italia y Reino Unido, ha tomado protagonismo en España a raíz de una propuesta liderada por PONS y AEDIVE para su implantación. ¿En qué consiste?

Actualmente, en España sólo los mayores de 18 años pueden conducir vehículos convencionales sin limitación de velocidad, peso o potencia, aunque los mayores de 15 años pueden también conducir los denominados cuatriciclos, microcoches o coches sin carnet, es decir, vehículos con un máximo de 6 kW de potencia, 425 kg. de peso y 45 km/h de velocidad punta.

Para ello, es necesario sacarse el carnet AM, el de ciclomotor. Sin embargo, la consultora de estrategia y política pública para una movilidad segura, PONS Seguridad Vial, y la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, AEDIVE, proponen la implantación de una nueva categoría: el carnet de conducir B1, que tiene como objetivo facilitar el acceso a la movilidad eléctrica a los jóvenes desde los 16 años.

Qué es el carnet B1

Este permiso de conducir, que ya se utiliza en algunos países de Europa como son Portugal, Francia, Italia y Reino Unido, permite utilizar cuatriciclos cuya masa en vacío sea inferior o igual a 400 kg o, en el caso de que sean destinados al transporte de mercancías, 550 kg (sin incluir la masa de las baterías para los vehículos eléctricos).

Estos vehículos pueden incorporar un motor cuya potencia máxima sea inferior o igual a 15 kW. Además, la edad mínima establecida para obtener el permiso B1 es de 16 años.

  • Masa en vacío inferior a 400 kg. para desplazamiento de pasajeros
  • Masa en vacío inferior a 550 kg. para transporte de mercancías
  • Potencia máxima de 15 kW (20,39 CV)
  • Edad mínima de 16 años

Esta es una categoría ya contemplada por la Directiva 2006/126/CE sobre el permiso de conducción, pero no determina con exactitud los criterios de formación específicos en relación al carnet B, dejando a criterio de cada país el contenido del examen.

El objetivo del carnet B1

La intención de PONS y AEDIVE con esta propuesta es la de equiparar la normativa española a los estándares europeos en lo que respecta a la movilidad en las generaciones más jóvenes.

Las previsiones de estos dos organismos hablan de otorgar la posibilidad de acceso a la movilidad eléctrica (aunque los vehículos no tienen por qué ser eléctricos) a aproximadamente un millón de personas cada año.

Ambas organizaciones consideran que los vehículos de carnet B1 incrementarían la seguridad en los desplazamientos al permitir «un acceso racional y escalonado a la conducción de automóviles, y una alternativa de movilidad más segura a los medios de transporte tradicionales, ya que el cuatriciclo L7 comparte elementos de seguridad con los vehículos de categoría M, el vehículo convencional para el transporte de personas».

Asimismo, según PONS Seguridad Vial y AEDIVE, estos vehículos presentan un elemento fundamental para la seguridad del que no disponen los cuatriciclos de la categoría L6, como es la disposición de estructuras de protección en caso de vuelco (ROPS).

En cuanto a emisiones, estos vehículos son eléctricos en su mayoría, por lo que son considerados una buena alternativa para cumplir los objetivos del Acuerdo de París en relación al cambio climático.

En opinión de Ramón Ledesma, asesor de PONS Seguridad Vial, «las Directivas Europeas dibujan una tipología de vehículos y permisos de conducción para el ámbito urbano que, como ya han hecho otros países, cada vez tienen más sentido implementar. El permiso B1 habilita la conducción de vehículos de reducido tamaño, eléctricos, que precisan de escasa energía para moverse y con una velocidad limitada a 90 km/h».

«Si bien lo ideal sería que el movimiento urbano se desarrolle fundamentalmente en transporte público y bicicleta, lo cierto es que en el caso de que haya que utilizar vehículos privados éstos deben ser responsables y sostenibles. Hasta tal punto está evolucionando la ciudad que o son así o no serán. La introducción del permiso B1, limitado a estos vehículos, genera un cambio cultural en el uso urbano del vehículo mucho más razonable y adaptado a los nuevos tiempos», argumenta.

Para el director general de AEDIVE, Arturo Pérez de Lucia, el permiso de conducir B1 ofrecería ventajas importantes para la movilidad eléctrica en España «en cuanto a la concienciación, por llegar a un público joven que el día de mañana formará parte del tráfico y habrá podido superar las barreras del desconocimiento actuales en torno al vehículo eléctrico, haciendo de éste un público sensibilizado con una conducción eficiente y segura».

«Asimismo, permitirá que se desarrollen modelos de negocio basados en la movilidad eléctrica compartida que ofrezcan vehículos más seguros y confortables a un público joven que actualmente sólo puede acceder al carné de motos A1, y por último favorecerá el desarrollo industrial basado en esta tipología de vehículos por parte de empresas españolas que buscan desarrollar factorías para producirlos en nuestro país, mejorando la competitividad y el empleo en el sector de la automoción», concluye.

Por el momento, el carnet B1 no es más que una propuesta que está lejos de ser aprobada e implementada en España.

Fuente: AEDIVE

Calcula tu seguro

Calcular