¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

5 coches eléctricos que no llegaron a producirse en masa

11
Listamos un total de 5 coches eléctricos que no llegaron a producirse en masa.

Hace décadas los principales fabricantes de automóviles han puesto en marcha distintos proyectos relacionados con la movilidad eléctrica para mostrar al mundo su capacidad y experiencia cosechada durante los procesos de investigación. ¿El resultado? Una larga lista de vehículos eléctricos. En este artículo recopilamos 5 coches eléctricos que no llegaron a producirse en masa pero que sí circulando por las carreteras de medio mundo.

En la actualidad, la movilidad eléctrica está desempeñando un papel protagonista en la industria automotriz. La mayor parte de los fabricantes de automóviles ha decidido subirse al carro de la electrificación y desarrollar nuevos coches eléctricos. La oferta de automóviles enchufables y de cero emisiones está creciendo a un ritmo acelerado. Especialmente en mercados como el europeo.

A priori puede parecer que esta apuesta por el coche eléctrico es algo reciente. Sin embargo, la mayor parte de las principales compañías automovilísticas vienen haciendo sus pinitos en el mundo de la electrificación desde hace unas cuantas décadas. El resultado de aquellos proyectos fueron modelos de producción pero cuya fabricación estuvo limitada a un pequeño número de unidades. En este artículo listamos 5 coches eléctricos que no fueron producidos en masa.

Honda Fit EV
El Honda Fit EV, la versión 100% eléctrica del Honda Jazz.

Honda Jazz (Honda Fit EV)

A día de hoy la apuesta de Honda por la electrificación es innegable. La firma nipona está trabajando a pleno rendimiento en la electrificación de toda su gama de producto destinado a Europa. Prueba de ello es el Honda CR-V Hybrid y, aún más relevante, su primer coche de producción en serie, el pintoresco Honda e. Este pequeño coche urbano cautiva al público por su aspecto retrofuturista. Ahora bien, en el pasado, hace aproximadamente una década, la marca ya introdujo un coche eléctrico con el que hizo sus pinitos en este mundo de los vehículos de cero emisiones. Hablamos de la versión eléctrica del Honda Jazz.

En el Salón del Automóvil de Los Ángeles 2011 fue presentado el Honda Jazz eléctrico. Recordemos que este modelo es comercializado en Norteamérica como Fit. La producción del Honda Fit EV estuvo limitada a 1.100 unidades. Este modelo estuvo en producción hasta octubre de 2014. Este coche eléctrico solo estaba disponible a través de un programa de leasing con una duración de tres años y un importe mensual de 389 $ (355 €). Solo estuvo accesible en estas regiones de Estados Unidos: California, Oregón, Massachusetts, Connecticut, Maryland, New York, y New Jersey. En Japón también hizo sus pinitos, aunque el volumen de unidades disponibles fue mucho menor. Un total de 200 ejemplares.

El Honda Fit EV está equipado con una batería de iones de litio de 20 kWh proporcionada por Toshiba SCiB y un pequeño motor eléctrico 92 kW (125 CV). Con esta mecánica el monovolumen urbano de Honda es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 140 km/h. Su autonomía se sitúa en los 160 kilómetros. Con un enchufe doméstico necesitaremos de 12 horas para completar el proceso de carga.

Hyundai BlueOn
El Hyundai BlueOn es un coche eléctrico desarrollado sobre la base del i10.

Hyundai BlueOn

Hyundai puede presumir a día de hoy de ser uno de los verdaderos referentes en movilidad sostenible. El fabricante coreano ha decidido apostar sin complejos por todas las opciones de electrificación. En su gama encontramos vehículos híbridos, híbridos enchufables, eléctricos de batería e incluso de pila de combustible de hidrógeno. Puede parecer que dicha apuesta se inicia hace apenas unos años. Sin embargo, la relación de Hyundai con la movilidad eléctrica viene de lejos.

La firma coreana introdujo en el año 2010 el Hyundai BlueOn, un pequeño coche eléctrico desarrollado tomando como base el Hyundai i10. Inicialmente, la fase de pre-producción se construyó 30 unidades que fueron usadas por las autoridades surcoreanas en un programa piloto. Posteriormente, se produjeron un pequeño y limitado número de unidades. Todas ellas fueron destinadas al mercado surcoreano.

El pequeño BlueOn está equipado con una batería de polímero de litio de 16,4 kWh. Con una toma de corriente estándar se carga por completo en unas seis horas. La batería alimenta un pequeño motor de 80 CV y gracias a esta mecánica es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 13,1 segundos. La velocidad máxima se sitúa en los 130 km/h mientras la autonomía fijada es de 140 kilómetros.

Mazda Demio EV
En Japón, el Mazda2 (allí vendido como Demio) obtuvo una versión eléctrica.

Mazda2 EV (Mazda Demio EV)

El primer coche eléctrico de producción en serie de Mazda está a la vuelta de la esquina. Se trata del Mazda MX-30 y lo cierto es que ha generado cierta controversia las prestaciones que tiene frente a otros modelos disponibles en el mercado. En cualquier caso, la firma japonesa está trabajando a pleno rendimiento para recortar distancia con respecto a sus principales competidores.

En el pasado Mazda ya tuvo un interesante contacto con el mundo de la movilidad eléctrica. El protagonista fue el Mazda2 y el proyecto tuvo lugar en Japón. Debemos tener en cuenta que en el mercado japonés este utilitario es vendido bajo la denominación Mazda Demio. En el territorio nipón se dio vida al Mazda Demio EV. Un coche eléctrico cuya producción estuvo limitada a 100 unidades. Todas ellas destinadas a un programa de leasing para empresas y entidades gubernamentales.

El Mazda Demio EV equipa una batería de iones de litio de 20 kWh que tiene como objetivo alimentar un único motor eléctrico que desarrolla 75 kW (102 CV). Homologa una escueta autonomía de 200 kilómetros. Como curiosidad, el 70% de los conductores que participaron en el programa de leasing del Demio EV aseguraron que no estaban contentos con la autonomía homologada.

Toyota iQ EV
Toyota iQ EV, un pequeño coche urbano eléctrico.

Toyota iQ EV

En la actualidad Toyota es un claro líder y referente en lo que a tecnología híbrida se refiere. Sus coches híbridos (HEV) son los más vendidos a nivel global. Es por ello que se ha ganado a pulso ser uno de los actores principales en lo que a movilidad sostenible se refiere. Ahora bien, en el pasado la marca nipona ya hizo sus pinitos en el mundo de la electrificación al más alto nivel. ¿La prueba? El pequeño y desenfadado Toyota iQ EV.

Tomando como base este pequeño coche urbano fue desarrollado un vehículo eléctrico. Un automóvil enchufable que también vio la luz con la insignia de Scion, una marca de Toyota con la que operaba en Estados Unidos. La producción estuvo limitada a solo 600 ejemplares. La mayor parte de ellos fueron destinados a Japón, aunque también llegaron unidades a Estados Unidos y Europa. En su inmensa mayoría estos pequeños coches eléctricos fueron usados en proyectos pilotos de car sharing.

En las entrañas de este modelo se encuentra una pequeña batería de iones de litio de 12 kWh que alimenta un motor eléctrico de 47 kW (64 CV). Gracias a esta mecánica es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 14 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 125 km/h. La autonomía en ciclo NEDC es de 85 kilómetros.

Volvo C30 Electric
Volvo C30 Electric, la versión 100% eléctrica del compacto sueco.

Volvo C30 Electric

Entre las distintas marcas premium europeas, Volvo ha sido una de las que más fuerte ha venido apostando por la movilidad eléctrica y, en general, por la electrificación. Prueba de ello es su variada gama de coches híbridos. Recientemente introdujo en sociedad su primer automóvil totalmente eléctrico. Se trata del nuevo Volvo XC40 Recharge, modelo que está listo para iniciar su periplo comercial en el viejo continente. Sin embargo, no se trata de primer coche eléctrico desarrollado por la firma sueca.

A mediados del año 2010 la compañía introdujo en sociedad el Volvo C30 Electric, una versión 100% eléctrica de su conocido compacto. Se produjo una pequeña cantidad de unidades y todas ellas tuvieron un destino muy claro. Formar parte de un programa de leasing destinado principalmente a grandes empresas y entidades gubernamentales de Francia, Suecia y Bélgica.

¿Cómo es el apartado mecánico y técnico de este coche eléctrico? En las entrañas del vehículo se encuentra una batería de iones de litio con una capacidad de 24 kWh suministrada por el fabricante estadounidense EnerDel. Estaba instalada en el espacio destinado al árbol de transmisión y del tanque de combustible. Dicha batería alimentada un único motor de 82 kW (112 CV). El motor eléctrico y otros componentes eran suministrados por la empresa sueca BRUSA Elektronik. Homologa una autonomía de 150 kilómetros según el ciclo NEDC y es capaz de acelerar de 0 a 50 km/h en 4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h. Para cargar la batería en una toma de corriente estándar es necesario esperar 7 horas.

Noticias relacionadas

5 coches eléctricos que no llegaron a producirse en masa
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto