¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Colección Hackenberger: A la venta más de 700 clásicos sin precio de reserva

9

Unos 700 clásicos serán puestos a la venta en Estados Unidos. Una inmensa colección que se encuentra en estado de semiabandono en la que encontramos modelos de muy distintos fabricantes y épocas, con una gran presencia de la desaparecida Studebaker, además de algunas piezas raras como Bricklin o DeLorean.

Decenas de pequeños roadsters se hacinan en la propiedad Hackenberger.

La familia Hackenberger ha pasado toda una vida acumulando vehículos, hasta el punto que han llegado a hacinar más de 700 en su propiedad durante los últimos 50 años. El número exacto no ha sido revelado, pero sobrepasa los 700 ejemplares.

Esta extraña colección está compuesta por automóviles de muy distintas marcas y épocas, así como algunas motocicletas, un gran número de furgonetas clásicas e incluso una gran colección de autos de choque de aspecto vintage. Por la poca información que ha aportado la familia, la venta será realizada en julio, por la compañía de Minnesotta VanDerBrink Auctions LLC y todos los lotes salen a la venta sin reserva, es decir, se puje lo que se puje serán vendidos.

Analizar esta colección como un conjunto es harto complicado puesto todo apunta a que ha sido formada de manera compulsiva, es decir, en los últimos 50 años este matrimonio ha decidido comprar todo aquello que parece que les ha interesado o llamado la atención.

Amphicar, vehículo anfibio.

Por lo que nos encontramos con un inmenso número de unidades que se hacinan, sin orden ni concierto, en la propiedad de este matrimonio. El estado de la mayoría de ejemplares es lamentable, por lo que se puede apreciar, han ido comprando y almacenando, sin más. Solo los vehículos más modernos aparecen en mejor estado pero cubiertos por una más que evidente capa de polvo, que no se han molestado en disimular a la hora de tomar las fotografías de la colección.

No sabemos si en algún momento llegaron a restaurar alguno de los modelos, pero casi seguramente sí, puesto que algunos aparecen en diferentes estado de restauración, aunque esa no parece ser la tónica general de la colección, que simplemente languidece allí almacenada, en algunos casos a la intemperie.

La lista completa no ha sido revelada, tan solo disponemos de algunas de las fotos publicadas, con las que nos podemos hacer a la idea de que se esconde en este gran número de ejemplares.

Studebaker Avanti.

Hackenberger era un gran amante de Studebaker.

La gran mayoría de los modelos se corresponden con la desaparecida firma estadounidense Studebaker, unos 250 ejemplares, por lo que podemos decir que la verdadera importancia de esta colección reside en gran parte de estos modelos. El amor de Hackenberger por esta marca se remonta a su primer vehículo, un Studebaker de 1948, que no sabemos si continua en su colección. El ejemplar presente más actual es precisamente una de las mejores piezas que encontramos en la colección, un Avanti que parece ser de color dorado - las imágenes son de muy mala calidad y podría ser incluso de color plata - que se encuentra en un magnífico estado exterior.

Salvando los modelos de esta marca, el resto de la colección es muy anárquica, ya que encontramos, entre los numerosos y enormes sedanes americanos habituales, desde microcoches como el Goggomobil o los Isetta hasta numerosos clásicos franceses, como los Citroën DS o 2CV, además de múltiples furgonetas francesas de la primera mitad del siglo XX.

Entre las múltiples imágenes encontramos modelos muy raros. Desde versiones alargadas de vehículos familiares a variantes customizadas comerciales con caja trasera cerrada, e incluso un rarísimo Pulse CGRV, un pequeño vehículo construido con elementos mecánicos de motocicleta pero que en el exterior se asemeja a un pequeño avión.

Uno de los 347 Pulse CGRV fabricados en Michigan entre 1985 y 1990.

De estos existe muy poca información en la red, ya que fue un extraño proyecto de mediados de los años ochenta. Sus siglas significan Ground Cruising Recreational Vehicle y en total solo fueron fabricados unos 347 ejemplares entre 1985 y 1990. Inicialmente se comercializaban bajo la marca Litestars aunque poco después de arrancar la producción cambiaron el nombre a Owosso Motor Car Company, en honor de la localidad donde estaba la factoría, Owosso, Michigan.

Contaba con un motor de 1.1 o 1.2 litros capaz de entregar unos 86 CV, pero con un peso de unos 450 kilos no precisaba de demasiada potencia.

Este vehículo es el perfecto ejemplo de como los Hackenberger han formado tamaña colección, comprando todo aquello que les llamaba la atención, sin ceñirse a ningún patrón concreto.

Bricklin SV-1, el deportivo canadiense de puertas tipo gullwing.

También es destacable la presencia de la marca Hudson, también desaparecida, y también de numerosos roadsters europeos clásicos, Triumph y Austin Healy sobre todo, pero también encontrábamos algún pequeño coupé, como el Fiat X1/9, un modelo que también se vendió en los Estados Unidos.

Entre lo más actual podemos destacar un Bricklin SV-1 y un DeLorean, ambos en buen estado, además de varios Cadillac en perfecto estado, como un Fleetwood o un Allanté, e incluso aparece en el fondo de alguna imagen un Volkswagen Golf cabrio mkI.

Marcas de deportivos y exóticos no encontramos ninguno, al igual que las variantes deportivas habituales con base Camaro o Mustang, lo que parece refrendar la teoría de que los Hackenbenger han formado su colección a base de pequeñas subastas o comprando localmente. Cogiendo de manera espontánea todo aquello que lograban encontrar a buen precio, sin planificar la colección en ningún momento.

El DeLorean DMC12 de la colección.

La subasta tendrá lugar en julio de 2017, por lo que debido al alto número de modelos expuestos es probable que atraiga mucha atención y sea el foco de atracción de numerosos coleccionistas y restauradores, que tienen una gran oportunidad para hacerse con piezas o ejemplares completos que poder restaurar.

Colección Hackenberger: A la venta más de 700 clásicos sin precio de reserva
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto