¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Consejos básicos para tu primer trackday

¿Estás pensando entrar a circuito por primera vez? Si tienes algo de incertidumbre, he aglutinado una serie de consejos que seguro te ayudarán a pasar un buen día en la pista. Pasar un día completo de trackday es una gran experiencia, que seguro disfrutarás muchísimo. Para garantizar la experiencia te recomiendo que leas los siguientes consejos básicos.

Para correr en circuito no hace falta tener un supercoche.

Vamos a darte de manera muy concentrada unos consejos básicos que debes tener en cuenta a la ahora de disfrutar de tu primer track day. Alguno de los puntos que voy a escribirte estoy seguro que te suenan o puede que te parezcan obvios, pero si no estás acostumbrado a entrar en pista o llevas poco tiempo en ello puede que se te pasen por alto.

Haz los deberes:

En primer lugar, el día de las tandas más que con valor ármate de respeto: respeto hacia tu coche, hacia los compañeros con los que vas a rodar (y sus coches) y hacia tu propia vida. En contra de lo que pueda parecer circular en circuito es bastante seguro pero no hay que bajar la guardia en ningún momento y debemos poner todos los sentidos en lo que se está haciendo.

Aprenderse el circuito es tarea obligada. Imagen: Circuito de Monteblanco.

Es muy importante que memorices el trazado para que cuando estés rodando en él reconozcas las zonas por las que debes circular. Si el circuito tiene distintas variantes entérate de cual estará configurada para tu trackday y no olvides consultar la previsión meteorológica, no es lo mismo correr un día soleado que uno con lluvia, donde tendrás que extremar las precauciones.

Antes de pasar al siguiente punto, valora si te hará falta cambiar de neumáticos durante la jornada, o si necesitarás gasolina adicional. Es recomendable llevar líquidos y algo de comida, especialmente si vas pasar el día entero en la pista. En algunos circuitos puedes comprar la gasolina allí mismo, si no, puedes comprarla en cualquier gasolinera y transportarla en contenedores homologados.

Revisa tu vehículo:

Sin entrar a valorar la montura que vas a utilizar para este día, deberías revisar la presión y el estado de tu neumáticos, los niveles de aceite y el líquido de freno. Si sospechas que algún aspecto de tu vehículo necesita tu atención, no lo ignores. La idea es que tu coche se encuentre en perfectas condiciones: lo vas a exprimir más de lo habitual.

Llevarse neumáticos gastados con poca vida útil es un error. Pensar “ya que voy los quemo allí” es una gran equivocación ya que tendrás que cambiar de ruedas tras empezar a dar vueltas. El asfalto del circuito resulta muy abrasivo y quedarte sin gomas en mitad de una vuelta puede resultar desastroso. Lleva neumáticos en buen estado. Si puedes permitírtelo hay neumáticos “deportivos” ideal para estos usos.

Si tienes neumáticos en casa, no olvides llevarlos: ¡te harán falta!

El aceite del motor debe estar por encima de la mitad, acercándose al máximo pero sin rebasarlo, vamos a emplear nuestro motor a fondo y no queremos que desfallezca. También es recomendable limpiar el filtro de aire. Una revisión estilo Pre-ITV puede ayudarte a revisar los puntos más importantes del vehículo que no puedas revisar ya sea por no disponer de tiempo o de conocimientos.

Una vez has comprobado que tu vehículo está listo para este día que llevas tanto tiempo esperando, es hora de salir, pero no te olvides el casco en casa y si no tienes, confirma previamente que podrás alquilarlo en las instalaciones del circuito. Tu seguridad es fundamental.

Primeros pasos en el Circuito:

Busca a los organizadores, identifícate, ubícate y revisa los horarios. Si hay un briefing de presentación, escúchalo atentamente y si tienes alguna duda pregúntala. Presta especial atención al significado de cada bandera.

Presta especial atención al briefing y si tienes alguna duda no dudes en consultarla antes de entrar en pista.

Revisa que todo lo que has traído (neumáticos, bidones, herramientas...) lo tienes localizado. Cuando llegue el momento podrás entrar en tu BOX, y/o compartirlo con otros compañeros de tandas, en ese momento podrás ordenarlo y dejarlo tranquilamente allí mientras estás en pista.

Antes de correr hay que saber andar y aquí has venido a pasarlo bien.

Si es tu primera vez yo entraría con las ayudas electronicas activadas, una L en la luna trasera, todas las luces encendidas y en la tanda me habría apuntado al grupo de principiantes, si hubiera tenido la posibilidad. Suena exagerado, pero valora la primera y última opción.

Lo más probable es que al inicio de la tanda te adelanten muchos participantes, algunos tendrán coches mejores y otros sabrán conducir mejor que tú, sea la razón que sea, coge velocidad en la salida sin buscar problemas y concéntrate. Recuerda que antes de correr hay que aprender a andar...y aquí has venido a pasarlo bien.

Aprende a frenar:

Puede que esto te parezca obvio, pero presta atención. Frena antes de donde crees que debes frenar: vas más rápido de lo que piensas y te vas a salir. No frenes con todas tus fuerzas en el último momento, deja espacio para errores, hazlo de una manera progresiva y firme.

Si frenas de una manera violenta, las ruedas podría llegar a bloquearse, los neumáticos se desgastarán mucho más y los frenos sufrirán un sobre esfuerzo. La frenada sólo es eficaz si los neumáticos giran en vez de estar bloqueados. Detendrás el vehículo en menos metros si la dirección la mantienes recta: de esta manera las 4 ruedas tiene una mayor superficie de apoyo y por lo tanto de frenado.

No sueltes el pedal de freno de golpe, hazlo suavemente y siempre que puedas frena en línea recta, así sentirás las inercias de una manera más natural, el vehículo se mantendrá más equilibrado y sentirás el control del mismo. Si es necesario comienza la trazada la curva con el pie puesto en el freno, hazlo sin dudar, tienes que adecuar la velocidad a tu trazada.

Insisto: frena “bien” antes de comenzar las curvas. Si todo sigue su curso podrás retrasar progresivamente los puntos de frenada para tener una conducción más fluida y dinámica.

Recomendaciones para tomar curvas:

La teoría todos la sabemos, cabeza fría y aplícala en pista. Te lo voy a resumir en cuatro pasos

  1. Frena contundentemente en línea recta antes de entrar en la curva.
  2. Suelta el freno poco a poco mientras te metes en la curva hasta su interior (vértice).
  3. Pasado el vértice acaricia suavemente el acelerador
  4. Cuando veas el final de la curva presiona progresivamente el acelerador a la vez que "abres volante".

De manera esquemática así deberías tomar la curva

¿Cómo tomar las curvas? Recuerda estos pasos:

  1. Suaviza tu trazada ligeramente y comienza a tomar la curva por su parte exterior.
  2. Aproximate y toca su vértice interior.
  3. Agiliza la salida de la misma abriendo volante hasta dirigirte a su exterior.
  4. Curva finalizada con el volante totalmente recto para traccionar mejor en cuanto aceleres.

Usa tanta pista como puedas, ábrete en las curvas, ¡es la manera correcta! En curvas muy cerradas no gires el volante bruscamente si vas a gran velocidad, primero adecua la velocidad a tu trazada y entonces comienza a girar. Si vas muy rápido y girás violentamente, tus neumáticos no te darán adherencia y te iras de morro, deslizarás hacia delante y el subviraje te dará la primera colleja del día. (Esto suele pasar cuando coges la primera curva tras pasar por recta “a fondo” durante tu primera vuelta)

No frenes en el interior de un curva (Lo has hecho antes de entrar en ella ¿verdad?) no la traces haciendo micro correcciones continuamente, solo conseguirás desestabilizar tu coche, lo mejor en todos los casos es hacerlo con suavidad y decisión

Cuidado, este Clio es un lobo con piel de cordero.

Si realizamos bien las trazadas, estas nos permitirá evolucionar a lo largo del día, nos sentiremos más agusto y podremos anticiparnos en las maniobras a realizar. Tenemos que tener en mente las dos próximas curvas y no solo la que tenemos delante.

No todas las curvas son iguales y estas recomendaciones no son universales ya que hay distintos tipos de curvas, aún así estos consejos son nociones que debes saber. Tu experiencia te ayudará a ganar más autonomía a la hora de afrontarlas.

Aprende a Acelerar:

Básicamente tenemos que conseguir acelerar al máximo posible con el mínimo desgaste de neumático, con el mínimo deslizamiento de ruedas para conseguir mayor impulso posible.

Al acelerar no des pisotones intermitentes el acelerador, podrías perder el control con facilidad: aplica presión de manera progresiva. Nunca aceleres a fondo en una curva cerrada, hazlo de manera progresiva poco a poco, siente como las ruedas se agarran al asfalto.

En pista podrás coincidir con vehículos de todo tipo: nuevos, viejos y preparaciones muy serias

Tenemos que acelerar lo máximo posible con el mínimo desgaste de neumático.

Si vehículo es tracción trasera cuidado con clavar el pie en el pedal del acelerador, especialmente cuando vienes de realizar una frenada contundente, puedes hacer que tus neumáticos patinen y que tu coche haga un trompo (si vas sin ayudas electrónicas) o de desestabilice.

Si tu coche es manual cuidado con el pedal de embrague cuando el motor gira a alto régimen en marchas cortas, acciónalo de una manera limpia. Lo ideal es que conozcas bien tu vehículo y sepas extraer su potencia.

Todos los motores tienen un régimen de funcionamiento en el que generan su par y potencia máximo (los datos homologados). Aprovecha ese régimen de revoluciones para moverte lo más cercano posible a esas cifras. Si no sabes como se comporta tu motor infórmate, tienes muchos datos a un par de clics y siempre es momento de aprender.

Recomendaciones en pista:

Coge bien el volante y concéntrate

Atento a las primeras vueltas, todo el mundo está “calentando” y puede ser que haya pilotos despistados. Hay un punto clave en la primera vuelta que puede ocasionar choques encadenados, y ese punto clave es la primera curva: los neumáticos o frenos puede estar fríos.

Ojo con las primeras curvas al comienzo de la carrera

Recuerda que no por acelerar a fondo continuamente serás el más rápido de tu tanda, es más fácil conseguir mejores tiempos frenando y acelerando “cuando toca”. Recuerda que tienes todo el dia para ir evolucionando, poco a poco...sin presiones.

Si es necesario al comienzo de la tanda muévete a un ritmo lento buscando la mejor trazada, (las marcas de las gomas pueden ayudarte) e incrementa tu ritmo poco a poco, verás como vas mejorando. Si sales a tope desde el principio atascarás tu progresión y no aprenderás gran cosa.

Te adelantarán muchas veces, no te frustres y concéntrate en el verdadero rival: tú mismo.

Cuidado con la primera vez que pasas por la línea de meta. Esta suele estar situada en la mayor recta del trazado, donde cogerás una velocidad alta que no estás acostumbrado a alcanzar y ¿sabes lo que te espera al final de esa tentadora recta? ¡Una curva! y no quieres acabar en los chinos ¿verdad? Atento al velocímetro y planifica tu frenada.

Cuidado con acercarte mucho a tus competidores

Ve a tu ritmo, no te obsesiones si ves que coches aparentemente inferiores se mueven más rápido que tu, no quieras ir más rápido de lo que tu o tu coche podéis. Céntrate en tu verdadero rival: tú.

Los frenos de tu coche estarán sometidos a un gran esfuerzo por lo que si aprecias que necesitas un mayor recorrido del pedal para conseguir la misma frenada puede ser un aviso de que te estás quedando sin frenos. Baja el ritmo, si sigues abusando de ellos te vas a llevar un buen susto.

Aumenta el ritmo progresivamente según te vayas sintiendo cómodo, no tengas prisa por aprender. Se suave y progresivo en tu técnica y tu esfuerzo se verá reflejado en los tiempos, que al ser tu primera vez, no deberían importarte mucho. Usa el retrovisor para tener controlado quién te sigue de cerca.

Un último detalle:

Cuando vayas a acabar la tanda (podrías medirlo con un reloj en tu habitáculo) deja al menos una vuelta para refrigerar: frenos, líquidos, turbos.. y cuando salgas del trazado y des por acabada la carrera bajo ningún concepto pongas el freno de mano (los dañarás por tener una temperatura alta), así que asegúrate de inmovilizar el coche.

Desde coche nuevos hasta "hierros" reforzados, todos son bienvenidos en un trackday

Lo ideal sería que esperaras junto al coche un par de minutos para que este siga respirando aire fresco y por supuesto, antes de partir hacia casa asegurate que tu coche puede circular por la vía pública y se encuentra en buen estado.

Fuente: Motor.es

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto