¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    CrónicaGran Turismo 6: mitad realidad, mitad videojuego.

    Hemos asistido esta semana a la presentación internacional del juego en Ronda y pudimos recrearnos con un ambiente festivo dedicado al videojuego y a los coches en general La ciudad malagueña se adornó con vehículos de las marcas más prestigiosas, y después el vecino circuito de Ascari acogió a los medios para continuar la experiencia.

    Si hay un videojuego en el que es difícil separar larealidad de la ficción, ese es Gran Turismo. "De todos aquellos que amamos los coches para todos aquellos que aman los coches" es el eslogan de la sexta entrega. No habla de jugadores, ni siquiera dice ser un juego, se apoya en la realidad porque en este caso es lo mejor para definir su producto. La serie creada por Polyphony Digital orienta su propuesta a los jugadores que disfrutarían teniendo una enorme colección de vehículos, y ya que eso supondría una cantidad "muchimillonaria", el juego da la oportunidad de ser el Hugh Hefner de los coches.

    Durante los primeros días de esta semana se presentó el juego de forma internacional en Ronda, y, para ello, PlayStation organizó un evento en el queconstantemente confluyeran el gusto por el motor y el gusto por losvideojuegos, y allí estuvo el equipo de Motor.es para contároslo.

    Buena prueba de esta conjunción de conceptos fueron las exposiciones a pie de calle.Al pasear por la ciudad malagueña uno se podía encontrar vehículos potentes envarios puntos de interés turístico, y al lado siempre había un puesto paraprobar el juego con todo lujo: un asiento completo de piloto que contaba con elvolante específicamente diseñado para el juego Driving Force GT y los pedales que lo acompañan.

    Si Gran Turismo 6 es muy realista ya de por sí, al jugarlo ahí sentado entraban ganas hasta de abrocharse el cinturón y meter la llave. El control tiene un sistema de contrapesos que actúan de tal forma que al agarrar el volante sientas las fuerzas que actúan en el coche, se endurece o ablanda según sea las características de cada vehículo, y hasta se bloquea al realizar trompos, dificultando de forma muy creíble volver a tomar el control. Este periférico, por cierto, fue desarrollado gracias a la colaboración entre Polyphony y Logitech, expertos en controladores de videojuegos. Está a la venta y es compatible con PlayStation 2 y Playstation 3.

    La versión de prueba dejaba disfrutar de multitud decircuitos, tanto reales como de los creados por el juego, y también recorridosde grava y nieve. Pero claro, la presentación era en Ronda, y todo el mundoquería ver Ascari, que además debuta en esta entrega, así que en los puestosdel juego al final lo que más se repetía eran las competiciones en red con el fondo de lassierras y el campo tan característicos de este circuito español.

    Ascari fue el protagonista

    Los medios invitados a la presentación tuvimos laposibilidad de visitar el circuito de Ascari. Una vez allí, el primer contacto fue una demostraciónde cómo es el circuito y cómo se ha de recorrer, a través de su representaciónen Gran Turismo 6. Esto corrió a cargo de Wolfgang Reip, piloto profesional yanterior campeón de la GT Academy.

    Después de eso, se programaron varias actividades. La primera fue un par de vueltas rápidas por el circuito montando con un piloto profesional. El equipo tuvimos la oportunidad de probar un Nissan 350Z preparado para la competición, y sentir la adrenalina en primera persona dentro de esa caja de hierros y caballos que son los vehículos modificados.

    El circuito de Ascari es realmente exigente, ya que se curvaen multitud de puntos, en algunos casos en zigzag, y en otros el desnivel nopermite ver con seguridad por donde continúa el trazado. Todo esto lo pudimoscomprobar cuando más tarde estuvimos a los mandos de un BMW M5, automático, quenos permitió llevar a la práctica todo aquello que habíamos ensayado en eljuego previamente.

    A la cita no quiso faltar ni siquiera Kazunori Yamauchi, creador de la serie, quien desde primera hora se dejaba ver por aquel escenario, primero probando algunos modelos nuevos que estaban de exposición, después pilotando su Nissan 24 GT-R, con el que compitió en las Nurburgring hace un par de años, y después prestando especial atención a la exhibición del histórico F1 Lotus Renault de Ayrton Senna, que apareció en escena para sorpresa de todos los asistentes.

    Fotos: Rubén G.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto