¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Dakar 2016, etapa 10: Reacciones en la etapa reina

    Las dunas de Fiambalá han sido el punto clave de este Dakar. Marcada en rojo por todos los pilotos, la décima etapa ha terminado con las opciones de Sainz y deja en bandeja los 'Touareg' para Stéphane Peterhansel y Toby Price.

    La etapa reina del Dakar en pleno desierto de Fiambalá ha permitido a Stefan Svitko ganar su primera etapa y a Kevin Benavides cuajar una muy buena actuación, como confirmaba el argentino en meta: "Ha sido una buena etapa. Me he caído pero por suerte sin consecuencias. El recorrido era difícil, había mucha navegación y la crecida de los ríos por lluvias planteaban muchas dificultades. También había mucho barro, algo infrecuente. Las dunas estaban húmedas y muy blandas, así que visto lo visto estoy contento. Nos acercamos al final. Debo continuar como hasta ahora, ser constante y no bajar la guardia".

    A pesar de todo, Toby Price es el vencedor moral de la etapa ya que ha dado un paso de gigante hacia su primer Dakar: "Ha sido una jornada importante. Al haber sufrido ayer la moto con el calor, no he querido pisarle mucho. También he tenido mucho cuidado con la navegación. Me han alcanzado dos pilotos. Ahora puedo concentrarme un poco más en defender. Tengo ventaja, pero eso no es ninguna garantía. Aún puede pasar cualquier cosa, así que no hay que bajar la guardia. Lo importante es estar preparado para subir el ritmo de nuevo si es necesario".

    En la categoría de coches, Stéphane Peterhansel ha vivido una jornada de ensueño con los problemas de Sainz y el vuelco de Al-Attiyah: "Hemos empezado francamente mal. Después he decidido ir a por todas porque pensaba que ya lo había perdido todo. He asumido riesgos y conducido a tope. La especial era complicadísima a nivel de navegación, fuera de pista y canales. He pinchado y me he puesto a gritar como un poseso. Pero cuando le he dado gas, lo he hecho a conciencia. Hemos dado un importante paso adelante en la general y me alegra ver que Cyril está justo detrás para echarnos un capote. Es magnífico tenerlo de mochilero".

    En el lado opuesto de la moneda, Nasser Al-Attiyah ha tenido un día para olvidar: "Hemos dado una vuelta de campana al chocar con un talud y hemos tenido que esperar bastante para darle la vuelta al coche. Hoy teníamos que correr riesgos, pero desde ese momento ha sido complicado. Al final estoy contento de haber llegado a meta. El techo y el sistema de refrigeración se han estropeado. A pesar de todo, hemos conseguido no perder mucho tiempo frente a Giniel y Mikko. Somos segundos en la general y ahora nos toca conservar esa posición".