Dakar 2018, etapa 7: Licencia para soñar (despacito)

  • La 40º edición del Dakar ha llegado a su ecuador con una intensa lucha en la categoría de motos y con Joan Barreda como protagonista.
  • En la categoría de coches, Carlos Sainz tiene un sólido liderato. El madrileño debe aguantar la hora que tiene de margen durante siete etapas más.

La séptima etapa del Dakar, tras la jornada de descanso, ha supuesto un punto de inflexión en la carrera. Las pistas de alta velocidad, pero también los tramos arenosos, que han compuesto la especial que unía La Paz y Uyuni han demostrado que la dureza de la prueba apenas se ha reducido. Los abandonos de Yazeed Al-Rajhi, Eugenio Amos o Jesús Calleja son la mejor prueba de ello. Sin embargo, si algo ha quedado patente es que, para estar arriba, en la lucha por el 'Touareg', hay que ir al límite y en clave española, esta vez ir al límite significa soñar, aunque sea despacito.

No obstante, en la categoría de motos la jornada se saldó con victoria de Joan Barreda. Con el hambre del que quiere su primer Dakar, el piloto de Honda salió a la primera mitad de la etapa maratón tomando riesgos, pero mucho tiempo respecto a algunos de sus rivales. Su victoria en Uyuni hubiera sido perfecta de no haber sufrido un fuerte accidente en el que la moto se le cayó encima de la pierna. Era el propio piloto el que afirmaba a su llegada que tenía la rodilla rota, disparando todas las alarmas en cuanto a un posible abandono.

Una vez que Barreda era atendido por los médicos, la rotura quedaba descartada, por lo que su continuidad en carrera es posible. Bien es cierto que el castellonense tiene afectados los ligamentos de la rodilla izquierda y arrastra fuertes dolores en una de sus muñecas, pero todo hace indicar que cuanto menos se podrá probar en la octava etapa. Deberá salir a la especial camino de Tupiza con un vendaje compresivo y aguantar mermado, pero el hecho de poder seguir en carrera ofrece una licencia para soñar, ya que si hay un piloto que desea ganar este Dakar es Barreda.

También ha tenido tintes dramáticos la séptima etapa del rally en la categoría de coches. No es habitual ver como el piloto que más veces ha ganado el Dakar comete un error, pero un piloto de quad parado, un charco y una piedra se han cobrado gran parte de las opciones de revalidar título de 'Mr. Dakar'. Stéphane Peterhansel ha perdido 1:47:56 horas tras arrancar una de las ruedas y la suspensión trasera, elementos que Cyril Despres cedió a su compañero de equipo en una improvisada asistencia en mitad de la etapa. Si el galo aún puede soñar con ganar el Dakar -es tercero de la general- es gracias a su compatriota.

Sea como fuere, el gran beneficiado del día fue Carlos Sainz. El madrileño consiguió su segunda victoria de etapa y es nuevo líder. Sainz tiene una ventaja en la general de 1:11:29 horas sobre Nasser Al-Attiyah, mientras que Stéphane Peterhansel, Giniel de Villiers y Bernhard Ten Brinke acreditan una desventaja de una hora y 20 minutos. Está claro que Sainz aspira a su segundo Dakar, aunque no es menos cierto que aún restan siete etapas, que este rally está siendo imprevisible y que cualquier error mete de nuevo en carrera a sus cuatro perseguidores. Sin embargo, con Sainz también hay licencia para soñar.

Fotos: Honda Rally Team / Red Bull Content Pool

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×