¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Cómo desempañar los cristales del coche fácil y rápido

    La humedad provoca que los cristales del coche se empañen por la diferencia de temperatura.

    Si los cristales de tu coche se empañan, dedícale un momento al climatizador para deshacerte de la humedad del interior del vehículo y recuperar la visibilidad. La clave es mantener la temperatura idónea en el habitáculo de tu vehículo, también durante la circulación.

    Que se empañen los cristales del coche es algo normal, por la humedad, y especialmente habitual durante la temporada de otoño e invierno. Incluso fuera de estas temporadas, en determinadas zonas del país, por la humedad local, es aún más frecuente que estén empañados los cristales y que la visibilidad, por tanto, sea más difícil durante la conducción.

    El empañamiento de los cristales del coche, sin embargo, no ocurre por otra cosa más que la diferencia de temperatura que existe, en el propio cristal, en su parte exterior e interior. Al existir esta importante diferencia de temperatura entre ambas partes, el vapor de agua que hay en el ambiente se deposita en la cara interior no solo de la luna, sino también de los cristales laterales. Es decir, las ventanillas del vehículo.

    ¿Qué hago si los cristales del coche, el parabrisas o las ventanillas se empañan?

    Hay muchas soluciones posibles para desempañar los cristales de nuestro coche, pero algunas son más efectivas y seguras que otras. Lo más básico, pero que siempre nos debería funcionar, es utilizar el propio sistema de climatización del vehículo. Pero ¿aire frío, o caliente? Aquí es donde está la duda de la mayoría de los conductores, y la respuesta al problema es mucho más fácil de lo que creemos.

    Utiliza la calefacción y el aire acondicionado, sin recirculación, para mejorar la visibilidad.

    Por norma general, lo que haremos será utilizar el aire caliente, y dirigiéndolo directamente al cristal empañado. Por eso, si es el parabrisas el que está empañado, utilizaremos las salidas de aireación correspondientes para que el aire se dirija al cristal delantero, compensando el frío exterior. Así que usaremos la calefación y con el ventilador al máximo durante, por lo menos, algunos segundos.

    El aire acondicionado de nuestro vehículo está diseñado para reducir la humedad interior del vehículo. Es por eso que, aunque lo que necesitamos es temperatura caliente, hay que combinar el funcionamiento de la calefacción con el funcionamiento del aire acondicionado, para que sea este último el que se encargue de eliminar la humedad del interior del vehículo y evitar así que se empañen los cristales.

    Calefacción y aire acondicionado para desempañar los cristales del coche

    Teniendo claro lo anterior, también debemos saber que, para eliminar o reducir la humedad del interior de nuestro vehículo, tenemos que evitar la recirculación del aire. Es decir, que cuando tengamos problemas porque se haya empañado el cristal de nuestro vehículo, utilizaremos la función que aprovecha el aire del interior del vehículo de forma constante.

    No obstante,. en el caso de la luna trasera, para desempañar el cristal utilizaremos el botón específico de la consola central. El cristal trasero tiene un sistema térmico y se puede desempañar con este botón directamente. Y algunos vehículos tienen incluso un botón para desempañar el cristal delantero también; así que, en caso de disponer de él, lo utilizaremos sin mayores complicaciones.

    Pero ¿y qué hacemos durante la circulación? Para evitar que de nuevo se empañen los cristales de nuestro coche, lo que haremos será mantener una temperatura adecuada en el habitáculo. Es decir, una media de 18 ó 19 grados centígrados es lo que deberíamos conseguir, para evitar que haya problemas de este tipo, y circular con las ventanillas cerradas. Mientras los cristales estén limpios por dentro, no deberían empañarse de nuevo.

    El climatizador es tu máximo aliado para evitar que se empañen los cristales del coche.

    Desempañar los cristales del coche, paso a paso y de la forma más fácil

    ¿No estás consiguiendo desempañar los cristales del coche, a pesar de todo? Quizá no hayas hecho bien lo que te comentábamos anteriormente; no obstante, puedes seguir intentándolo de otras maneras y, sobre todo, asegúrate antes de nada de que el cristal, por dentro del vehículo, está limpio. Porque las motas de polvo, y otro tipo de suciedad, pueden favorecer la condensación del agua de la humedad y convertirse en ese cristal que no te deja ver.

    1. Dirige el aire, a máxima potencia, contra el cristal del vehículo.
    2. Activa la calefacción del vehículo utilizando el climatizador del mismo.
    3. Activa el aire acondicionado del vehículo utilizando de nuevo el climatizador.
    4. Desactiva el sistema de recirculación del aire del vehículo.
    5. Abre, pero poco, las ventanas del coche.

    Desactivar la recirculación interior del aire es uno de los pasos fundamentales, en tanto que el sistema de aire acondicionado está diseñado para eliminar la humedad. Y con esto, lo que conseguiremos es que la humedad se expulse y se introduzca 'aire nuevo' en el habitáculo.

    Más allá de todo esto, recuerda que existen productos antivaho que se encargan de impedir que la humedad se quede retenida y que los cristales del vehículo se empañen dificultando la visibilidad durante la conducción. Sus precios no son caros y, sobre todo en zonas frías, o en la temporada de invierno, son de gran utilidad.

    Hay algunos trucos caseros, y baratos, que te ayudarán con los cristales empañados.

    Trucos caseros y baratos para evitar que el cristal del coche se empañe

    Gracias al almidón que contiene, una patata cortada por la mitad te puede ser de ayuda; basta con frotarla por el cristal, por la parte inferior, y que después retires los posibles restos que se hayan quedado con un trapo húmedo. Esto conseguirá que el agua resbale y que, por lo tanto, no se forme este empañamiento que dificulta la conducción.

    La espuma de afeitar es también un excelente aliado contra los cristales empañados; si la extendemos y 'frotamos' por el cristal, evitaremos el vaho que se produce y conseguiremos exactamente el mismo efecto que conseguiríamos con un producto específico antivaho, con la diferencia de que este producto es mucho más barato, y seguro que ya lo teníamos guardado por casa.

    La arena de gatos es increíblemente efectiva absorbiendo la humedad, así que una buena idea es llenar un par de calcetines de esta arena y guardarlos en el coche, en lugares poco visibles. No solo evitará que se empañen los cristales del coche, sino que además nos ayudará a combatir malos olores que, del mismo modo, se producen por culpa de la humedad en el habitáculo.

    Y si conoces algún buceador sabrás que ellos utilizan el champú, y sobre todo el de niños, para evitar que los cristales de sus gafas se empañen; en nuestro caso lo aplicaremos en el cristal del coche tratando de no dejar reflejos, chorretones y restos que puedan provocarnos mala visibilidad.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto