¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Drag race: Dodge Challenger Hellcat vs Dodge Challenger Demon

Drag race: Dodge Challenger Hellcat vs Dodge Challenger Demon

8

Hasta ahora no habíamos podido ver a estas dos bestias de la marca estadounidense frente a frente en el circuito, y aunque el resultado de la drag race es el esperado, lo cierto es que la diferencia no es tan abultada como cabría esperar.

Dodge Challenger SRT Hellcat 2016.

Los Dodge Challenger SRT Hellcat 2016 y Dodge Challenger SRT Demon 2018 eran las versiones más poderosas y atractivas del catálogo de Dodge, y aunque ambas están fuertemente relacionadas a nivel técnico, lo cierto es que son tratadas como si fueran modelos totalmente diferentes, aunque lo cierto es que el Demon no deja de ser un derivado radicalizado del Challenger Hellcat.

Mientras el Demon fue una bestia de edición limitada desarrollada específicamente para quemar rueda en las drag strips, aunque probablemente la mayoría de los ejemplares solo sirven para acumular polvo en las colecciones de sus propietarios, el Challenger Hellcat es, aunque parezca mentira, una versión de producción regular más de las que componen el catálogo de Dodge.

Ambos cuentan con el mismo motor V8 Hellcat de 6.2 litros sobrealimentado, aunque en el caso del Demon, su V8 cuenta con numerosas modificaciones, tanto a nivel interno como externo, incluyendo un compresor de mayor tamaño.

Dodge Challenger SRT Demon.

En el caso del Hellcat nos encontramos con una potencia de 717 CV (707 hp), mientras que el V8 Demon entrega en su modo estándar (empleando gasolina convencional) 819 CV (808 hp), que se elevan hasta los 851 CV (840 hp) cuando empleamos la llave roja del modelo y repostamos combustible de 100 octanos (de competición). Aunque para ello primeramente tendremos que haber configurado el Demon con el módulo PCM opcional, que permite repostar ambos tipos de combustible y desbloquear toda la potencia disponible.

Toda esa potencia viene acompañada de un bastidor a la medida, tremendamente reforzado con respecto al resto de versiones de la gama Challenger y que en el caso del Demon además cuenta con unos ejes extra anchos calzados con un conjunto de ruedas pensados precisamente para quemar goma en las pistas de drag.

En el vídeo inferior podéis ver dos ejemplares de estas versiones batirse en duelo en una drag strip, y aunque el resultado es el esperado, puesto que el Demon no deja de ser un Hellcat especialmente configurado para esta tarea, la diferencia de rendimiento entre ambos modelos no es tanta como pudiera parecer en un principio. Lo cual, al menos a nosotros, nos sorprende.

Noticias relacionadas

Drag race: Dodge Challenger Hellcat vs Dodge Challenger Demon
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto