¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El DTM da nuevos detalles del reglamento GT Pro de 2021

    Los DTM turbo basados en la normativa 'Class 1' darán paso a los GT Pro, coches GT3 vitaminados.

    ITR ha definido distintos detalles técnicos de los vehículos GT Pro, acercanco su concepción a la que define los GT3.

    A nivel de formato, el DTM renuncia a las salidas en parado y utilizará inicios en movimiento al estilo IndyCar.

    El DTM arrancará una nueva era en 2021, sin equipos de fábrica y sin vehículos turbo basados en la normativa 'Class 1'. Los equipos privados y los vehículos GT3 vitaminados, bajo el nuevo reglamento GT Pro, tomarán el mando en un certamen que cambiará su esencia por completo. Con todo, ITR como promotor de la serie había dejado grandes incógnitas a resolver, no sólo sobre el perfil técnico de los vehículos, sino también sobre el formato del certamen. En este aspecto, Gerhard Berger como máximo responsable del ITR y Frederic Elsner han desvelado algunas de las claves del futuro DTM.

    Pese a que el concepto de GT3 vitaminado sigue intacto, los vehículos bajo normativa GT Pro estarán más cerca a nivel técnico de los GT3 de lo que se podía esperar, entre otras cosas por las exigencias de las marcas. Sin ánimo de gastar grandes cantidades de dinero en evolucionar sus GT3, los fabricantes han marcado el uso de ABS y de control de tracción ya presentes. Se dibuja así un escenario en el que las marcas ganan la partida y limitan los costes de desarrollo de estos coches GT3. De hecho, ni siquiera incluirán un sistema de embrague exclusivo que permita las salidas en parado.

    Ante esta situación, el DTM utilizará a partir de 2021 salidas en marcha con formaciones estilo 'IndyCar', tal y como ya se venían haciendo en los reinicios tras periodos de Safety Car. Pese a la decisión casi forzosa de aplicar este cambio, según ITR esta concesión no altera el ADN del DTM ya que la serie mantendrá el formato de dos carreras de 55 minutos, sin cambio de piloto y con una parada en boxes obligatoria. Falta por ver cómo empasta este formato con el uso de vehículos GT3 vitaminados de 600 CV y que mantienen el ABS y el control de tracción original.

    Fotos: DTM