¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • En la Unión Europea se han matriculado casi 100.000 eléctricos en el segundo trimestre

En la Unión Europea se han matriculado casi 100.000 eléctricos en el segundo trimestre

La electromovilidad sigue ganando terreno a un ritmo fuerte en la Unión Europea. Los diésel están cediendo el terreno frente a las tecnologías alternativas, donde los enchufables tienen una gran pujanza, pero donde dominan claramente los híbridos. Mientras tanto, la gasolina sigue en la cúspide.

Skoda Scala G-TEC (GNC)

De acuerdo a los datos recientemente publicados por la asociación de fabricantes en Europa, la ACEA, de abril a junio se matricularon en los países de la UE 98.553 vehículos eléctricos o híbridos enchufables, además de un récord, un buen aumento, un 35,6% más respecto a abril a junio de 2018. Obviando los híbridos enchufables, los eléctricos a baterías casi han doblado sus ventas.

Y es que los vehículos alternativos están creciendo en el Viejo Continente a un ritmo muy fuerte, por encima del 30% por cada trimestre. Ya se venden incluso por encima de los vehículos propulsados por gas, ya sea GLP o GNC, aunque la película va cambiando por países y según queden más o menos favorecidos unos y otros.

La gasolina sigue siendo la tecnología dominante, con prácticamente 6 de cada 10 matriculaciones, y los diésel siguen retrocediendo hasta rozar el 30%. El resto de la tarta corresponde a motorizaciones alternativas, tal y como podemos ver en el siguiente gráfico interactivo.

Leyenda: Petrol (gasolina), Diesel, ECV (eléctricos e híbridos enchufables), HEV (híbridos no enchufables) y APV (alternativos no eléctricos) - Fuente: ACEA

Según vayamos avanzando en el tiempo, la tendencia es que las motorizaciones alternativas sigan comiendo terreno a gasolina y diésel, llegando en pocos años al tercio del mercado que aún tienen las motorizaciones de gasóleo.

Los eléctricos siguen creciendo por encima de la media del mercado, especialmente en los países del norte, con rentas más altas y unas políticas que hacen más apetecibles los eléctricos respecto a otras alternativas aunque los precios sean similares. En Noruega, caso paradigmático donde los haya, los eléctricos casi tienen una legislación a la carta.

Además, la oferta de eléctricos va creciendo, más y más segmentos y distintos abanicos de potencia y/o autonomía

No se puede extrapolar eso a nuestro país. Dado que no tenemos rentas altas y los eléctricos siguen estando lejos del ciudadano medio, siguen siendo interesantes los híbridos no enchufables y también las motorizaciones de gas. A nivel europeo estas se están estancando por la menor demanda de modelos de gas natural comprimido (GNC). Veamos más datos:

A fin de cuentas, la oferta de modelos GNC se ciñe prácticamente al Grupo Volkswagen. Aunque se asocian a varios niveles de equipamiento, hay un único motor disponible por gama de modelos. Por otro lado, se dan episodios puntuales de falta de abastecimiento de motores o componentes de gas, enlenteciendo a veces las entregas.

La oferta de los fabricantes está también condicionada: descatalogaciones, producción que no sale o modelos que no interesa vender... aún

Si hace un año, a nivel europeo, las motorizaciones de gas/otros combustibles prácticamente igualaban en matriculaciones a los enchufables (EV + PHEV), este año se han distanciado considerablemente: 98.553 matriculaciones de enchufables frente a 70.895 alternativos. Este enfriamiento puede tener consecuencias en cómo se estructuran las gamas a medio plazo.

El desarrollo de modelos eléctricos e híbridos enchufables va viento en popa, y los modelos llegan con mayor o menor retraso, pero hay poco movimiento en lo relativo a vehículos de gas. Aunque esta última tecnología reduce emisiones contaminantes y de CO2, sigue dependiendo de energías fósiles, por lo que es una tecnología claramente de transición y mientras tenga sentido desde el punto de vista económico.

Poco a poco, los diésel han dejado de ser la tecnología mayoritaria y van camino de convertirse en una minoritaria

Otra lectura que podemos hacer de los datos de la ACEA es que los híbridos no enchufables, esos que venden sobre todo Toyota, Lexus, Hyundai, Kia o Suzuki, continúan siendo un nicho de mercado muy interesante y se lo están repartiendo muy pocos fabricantes. El resto está emperrado en sacar híbridos enchufables, muy caros, y más difíciles de rentabilizar. La demanda de estos últimos ha caído.

En definitiva, las políticas de los diferentes estados, además del poder adquisitivo de sus nacionales, son determinantes para el despegue de la movilidad eléctrica. Aún queda un poco para que estas tecnologías sean atractivas por sí solas, y en ese momento experimentarán un crecimiento bastante importante.

Además de las pegas tradicionales de la autonomía, falta de infraestructura de recarga y el precio, que se van dejando atrás, hay otro problema, y es que los fabricantes no están poniendo en la calle todos los eléctricos que querrían, o todos los que pueden producir. Eso da para un artículo aparte, y variadas son las razones para ello. Mientras, 2021 se acerca, como las sanciones por exceso de emisiones a cada fabricante...

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto