¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    España tiene 10 puntos de recarga CHAdeMO por cada CCS Combo

    Javier Costas
    Javier Costas

    Los fabricantes que apostaron por el estándar japonés se han tomado muy en serio lo de establecer puntos de recarga por nuestro país, aunque la mayoría no está disponible para uso público. El estándar CHAdeMO va muy por delante del CCS Combo en España.

    Volkswagen e-Golf con sistema de recarga CCS Combo

    A nivel mundial no existe una estandarización de puntos de recarga, y los distintos grupos de fabricantes han intentado imponer sus estándares de facto. CCS Combo es el estándar de recarga de coches eléctricos que apoyaron los fabricantes alemanes, SAE y ACEA, hace ya tres años.

    Los fabricantes japoneses se pusieron de acuerdo en 2010 para imponer CHAdeMO, que funciona con corriente continua y está pensado para recarga rápida. El conector es un poco aparatoso, tiene 10 bornes. Se intentó prohibirlos en Europa, pero brotaron masivamente para evitar esto último, y funcionó. La UE tuvo que tragar y admitirlos.

    Hay puntos de recarga que usan ambos sistemas

    El sistema de recarga CCS funciona tanto para recarga lenta como para recarga rápida, y consta de cinco bornes principales y dos más pequeños. Además de la protección a tierra, permite la comunicación entre el coche y el punto de recarga, como hace CHAdeMO.

    En este gráfico solo faltan dos cargadores CHAdeMO, ahora hay censados 1.661 en Europa

    Situación en España

    Según Electromaps, en nuestro país hay 11 puntos de recarga CCS, de los cuales, 10 están en la provincia de Barcelona (también son CHAdeMO) y otro está en Madrid, en la sede de BMW Ibérica. Es un despliegue precario, pero peor es el estado de despliegue de supercargadores Tesla.

    En mucho mejor estado se encuentra el despliegue de la red CHAdeMO, cuenta con más de 110 (10 cargadores por cada CCS), y mucho mejor distribuidos a nivel geográfico. Además de la típica concentración en las grandes ciudades, también se encuentra en rutas terrestres importantes.

    La diferencia de número es muy fácil de explicar. Los primeros fabricantes que se tomaron en serio lo de poner una red de recarga en condiciones fueron Mitsubishi/PSA y Nissan. Los fabricantes alemanes han llegado después, tanto con cargadores como con coches que los usen.

    Mapa de cargadores CCS, con una densidad muy por debajo de la del mapa de CHAdeMO. La jugada de llenar de cargadores del estándar japonés ha sido maestra

    En Europa hay, según los datos del 20 de abril, 1.661 cargadores CHAdeMO. Fijaos en este dato, solo en Japón hay 3.087 cargadores CHAdeMO. El mapa de puntos de recarga de la competencia en el continente arroja una cifra muy inferior, 942 cargadores CCS, de los cuales 827 están disponibles las 24 horas del día.

    A finales de año habrá 2.000 cargadores CHAdeMO en Europa

    Los países que más han apostado por CHAdeMO han sido Reino Unido, Francia y Estonia. En cuanto al estándar rival, CCS, lideran la adopción de puntos de recarga Reino Unido, Alemania y Noruega. Esos tres países agrupan más de la mitad de todos los CCS europeos.

    De los 761 puntos de recarga públicos que contabiliza el IDAE, aptos para turismos y furgonetas, 611 son de recarga lenta y solo 4 son de recarga rápida. España es el sexto país europeo en despliegue CHAdeMO, el decimosegundo en CCS.

    Lista de países europeos con más cargadores CCS

    Los datos, extraídos de CCS Charge Map, nos revelan el ritmo de implantación de nuevos cargadores, muy significativo en el caso de los tres países principales. No paran de abrirse puntos de recarga nuevos, fijaos en Reino Unido, "solo" 47 en abril.

    De momento, CHAdeMO lidera claramente el ritmo de implantación europeo, y es especialmente eficaz en países pequeños como Letonia u Holanda, con mucha densidad de cargadores. Si el consorcio CCS quiere tener más relevancia y hacer sus coches eléctricos más atractivos, tendrá que espabilar.