¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Parlamento Europeo aprueba la prohibición de la combustión e híbridos desde 2035

    El Parlamento Europeo aprueba la prohibición de la combustión e híbridos desde 2035
    Europa vota el adiós a la combustión tradicional desde 2023Parlamento Europeo
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Casi un año después de que el Parlamento Europeo propusiera el cese definitivo de la combustión en el Viejo Continente, y con diferentes idas y venidas de algunos países, el mismo órgano acaba de votar a favor de la prohibición total de los motores de combustión interna en 2035, incluyendo medidas que obligarán a los fabricantes a adelantar los coches eléctricos.

    Es una realidad totalmente fehaciente que los coches eléctricos se impondrán mucho antes de 2035. El Parlamento Europeo ha votado la prohibición de vender coches de combustión, incluidos híbridos, enchufables y el uso de combustibles sintéticos a partir de 2035, por lo que la propuesta que se introdujo el pasado verano, ya tiene carácter oficial. A pesar de que, durante este año, han sido varios los gobiernos que se oponían a la medida para salvaguardar a sus fabricantes más importantes, finalmente han apostado por continuar con una línea que persigue el objetivo de las cero emisiones a partir de 2050.

    Con esta nueva medida, la Unión Europea obliga a los fabricantes a adelantar la llegad de los coches eléctricos, mucho antes de lo que cada marca ha anunciado, ya que la Comisión de Transporte también ha impuesto importantes medidas que obligarán a ello. Si hasta ahora, Bruselas respaldaba la emisión de ayudas a la compra de coches de bajas emisiones y completamente eléctricos de los países miembros, ahora apoya a los países para que supriman los incentivos a la compra de estos modelos, una medida que Alemania ha sido la primera en anunciar que empezará a aplicar desde el 1 de enero de 2023.

    Coches eléctricos
    La UE obliga a los fabricantes a invertir más en coches eléctricos

    Coto estricto a las emisiones de CO2, e-fuels y a las ayudas a los híbridos

    Esta medida afecta directamente a los clientes, pero también hay otro par de ajustes que obliga a los fabricantes a intervenir rápidamente e invertir más en tecnología. Los límites de emisiones contaminantes en turismos y vehículos comerciales se harán mucho más estrictos progresivamente y, aunque su aprobación está pendiente para la próxima reunión del Parlamento Europeo que se celebrará a principios de junio, se modificará el techo de emisiones de CO2 actual que no pueden superar los 7 g/km en el límite de los 95 g/km, de manera que, en 2025, éste se reducirá a 5 gramos, uno menos en 2027 y solo dos gramos en 2034.

    Esta es una de las verdaderas clave que adelantarán la llegada de los coches eléctricos, una estrategia que ya se está aplicando en el de los comerciales con cada vez más furgonetas eléctricas en el último año. El motivo es que los principales líderes de este mercado se comprometieron a una reducción en las emisiones medias de sus nuevos modelos de un 15% en 2025 y un 50% en 2030. Ahora, toca hacer lo propio con los modelos de pasajeros. Europa promueve un método de medición de emisiones para todo el ciclo de vida, que asegure que desde el primero al último día cumplen con los límites marcados en las regulaciones.

    Mención especial también a los combustibles sintéticos, pues la Unión Europea ha acordado que los «e-Fuel» no tendrán oportunidad de salvar el motor de combustión más allá de mediados de la próxima década. La propuesta sobre la mesa de mantener unos créditos a las emisiones los modelos equipados con un motor de estas características no ha salido adelante, en base a los informes que apuntan a la elevada generación de emisiones de óxidos de nitrógeno.

    Fuente: Parlamento Europeo