¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alonso se topa con un Toyota TS050 Hybrid muy lastrado

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    El Toyota TS050 Hybrid de 2018 será 1,5 segundos más lento por vuelta en La Sarthe que el modelo utilizado en 2017.

    Aunque en esencia es el mismo prototipo, el LMP1 híbrido será más pesado y tendrá menos cantidad de combustible que los LMP1 privados.

    A priori, el Toyota TS050 Hybrid seguirá siendo el LMP1 más rápido. Sin embargo, esta teórica superioridad será mucho más pequeña de lo que se podría esperar a raíz de los ajustes que han hecho FIA y ACO para igualar la balanza con los LMP1 privados. En una comparativa a la baja, puesto que es más fácil limitar al prototipo de Toyota que conseguir que los distintos LMP1 privados puedan aumentar sus prestaciones, el TS050 Hybrid será mucho más pesado que sus rivales y además tendrá un uso de combustible muy limitado que deberá compensar, más que nunca, con su componente híbrido.

    En primer lugar, los prototipos híbridos serán más ligeros. Concretamente, los LMP1 privados pesarán 45 kilogramos menos que el Toyota TS050 Hybrid, fijando su peso mínimo en 833 kilos por los 878 del prototipo híbrido. Una diferencia de peso ampliada en 20 kilos respecto a la temporada 2017 que, a pesar de todo, no es la medida limitante. De hecho, la clave está en los motores de combustión, donde FIA y ACO han cortado por lo sano limitando el combustible a utilizar por el motor térmico del Toyota TS050 Hybrid. Y aquí es donde el prototipo japonés pierde mucho rendimiento.

    Cabe recordar que el Toyota TS050 Hybrid rendía en torno a los 1000 CV, unos 600 de la parte del motor de combustión y uno 400 CV de los sistemas de recuperación de energía híbridos. Una cifra del todo inalcanzable para los LMP1 privados que en el mejor de los casos disponen de unos 670 caballos. Teniendo en cuenta este hecho y que Toyota Gazoo Racing solicitó que la parte híbrida no se viera limitada, pues al final es el gran reclamo de su programa en el WEC a nivel tecnológico, FIA y ACO han 'metido mano' a la cantidad de combustible disponible.

    Será difícil que el motor de gasolina del TS050 Hybrid alcance los 600 CV citados, ya que el equipo japonés sólo podrá utilizar 35,2 kilogramos de combustible por stint, una cifra realmente lejana de los 52,9 litros que pueden consumir los LMP1 no híbridos. Esta diferencia de combustible -un 33% menor para el TS050- provocará que el modelo de Toyota tenga menos potencia disponible y que por ende sea en torno a 1,5 segundos más lento que en su configuración idónea, lo que deberá compensar con la tecnología híbrida para alargar cada uno de los stint. La competencia debería estar servida.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing