¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Subasta de récord con un Ferrari 335 Sport Scaglietti de 1957

Ha sido subastado un Ferrari 335 Sport Scaglietti de 1957 por algo más de 35 millones de dólares Se trata del segundo coche subastado que mayor precio ha alcanzado en la historia. La subasta fue realizada por la casa Artcurial Motorcars Retromobile.

Subasta de un Ferrari 335 Sport Scaglietti 1957

Subasta de un Ferrari 335 Sport Scaglietti de 1957.

Sin lugar a dudas, ha sido una subasta para el recuerdo. Ya encontramos titulares que hacen referencia al coche más caro jamás vendido en una subasta, aunque oficialmente se trate del segundo. Y es que en una reciente subasta organizada por Artcurial Motorcars Retromobile se ha alcanzado la friolera cifra de los 35,711,359$ (algo más de 32 millones de euros). ¿El modelo que tiene este particular galardón? Un Ferrari 335 Sport Scaglietti de 1957.

Según las cifras que se barajan, se trata del coche más caro jamás subastado (por lo menos en lo que a euros y libras esterlinas se refiere). En dólares ocuparía el segundo puesto. La puja por este Ferrari 335 Sport Scaglietti de 1957 ya se inició con una cifra importante, algo más de 20 millones de euros de partida. Tras varias pujas se elevó de manera rápida su precio hasta finalmente alcanzar la cifra mencionada anteriormente.

Y aunque no se ha revelado la identidad del postor que se ha hecho con este Ferrari clásico, solamente se ha dicho que es un comprador extranjero. Este Ferrari 335 Sport Scaglietti tiene una historia bastante interesante ya que compitió por primera vez en las 12 Horas de Sebring en marzo de 1957. Y cabe destacar que terminó en sexta posición. Fue un modelo que posteriormente participó en otras competiciones tales como en la Mile Miglia, en donde quedó segundo.

Ferrari 335 Sport Scaglietti

Otro dato que queda para el recuerdo es que fue el primer modelo en alcanzar los 200 km/h en una vuelta durante las 24 Horas de Le Mans. También ganó el Gran Premio de Cuba en 1958. Durante su etapa en el mundo de la competición, por su habitáculo pasaron pilotos de la talla de Stirling Moss y Mike Hawthorn.

En el año 1960 el coche fue vendido a un arquitecto de Pennsylvania (EEUU). Posteriormente y al cabo de diez años, vendió el coche al coleccionista Pierre Bardinon. Un coleccionista que ha llegado a tener en su garaje más de 50 Ferrari de mundo de la competición.

Fotos: Artcurial Motorcars

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto