¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Ferrari mantiene interés por el WEC e Indycar, no por la Fórmula E

    Ferrari mantiene interés por el WEC e Indycar, no por la Fórmula E
    El control presupuestario de la Fórmula 1 invita a Ferrari a iniciar un programa en otra categoría.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    La expansión del programa deportivo de Ferrari tiene dos categorías en el punto de mira: el WEC y la IndyCar.

    Pese al gran crecimiento de la Fórmula E, la categoría eléctrica no es una opción para la firma de Maranello.

    No es un secreto que Ferrari trabaja en dar forma a un proyecto deportivo lejos de la Fórmula 1, toda vez que el control presupuestario que existe en la categoría reina permite destinar recursos a otros esfuerzos. Louis Camilleri, CEO de Ferrari, ha explicado en este aspecto que la IndyCar es uno de los focos de interés, sobre todo desde el perfil de proveedor de motores. A su vez, la posibilidad de que Ferrari diseñe su propio Le Mans Hypercar (LMH) para competir en el WEC es real y está encima de la mesa, a debate en las altas esferas de la firma italiana.

    Sin embargo, este ánimo 'expansionista' tiene límites y Ferrari no contempla en ningún caso llegar a la Fórmula E. El enorme crecimiento de la serie y su estatus de Campeonato del Mundo no parecen ser suficiente reclamo para la firma italiana, toda vez que entienden desde la marca italiana que la Fórmula E es una categoría muy estandarizada que no permite mostrar la identidad de marca. Con coches muy parecidos y que por normativa no permiten innovaciones tecnológicas en muchas áreas, Ferrari entiende que no existe la diferenciación entre marcas y combatir con fabricantes como Audi, Mercedes o Porsche no tiene sentido.

    Con la Fórmula E descartada, el camino a seguir en el WEC y en IndyCar es muy distinto. Para competir en el Mundial de Resistencia la marca valora desarrollar su propio prototipo hypercar (LMH), lo que implicaría diseñar un vehículo de forma integral, con su tren de potencia híbrido y su chasis y carrocería. Sin embargo, la IndyCar abre la puerta a actuar como motorista y pelear contra Chevrolet y Honda en suelo americano. El desarrollo de un motor V6 turbo de 2.4 litros con tecnología híbrida encaja dentro de los planes de la marca, aunque todavía falta la definición del nuevo reglamento técnico.

    Fuente: Motorsport-Total / Fotos: Ferrari