¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Big Oly: a subasta el célebre Ford Bronco que ganó la Baja gracia a una botella de tequila

    10
    El célebre Ford Bronco «Big Oly»Mecum Auctions

    El Ford Bronco de competición más célebre y victorioso de la historia saldrá a subasta el próximo mes de mayo en Indianápolis, el Bronco «Big Oly», vencedor de la Baja 1000 en 1971-1972 y la Baja 500 de 1973 con Parnelli Jones y Bill Stroppe.

    Actualización (24/05/2021): El Ford Bronco de competición de Parnelli Jones fue subastado por 1.87 millones de dólares.

    El próximo mes de mayo será subastada parte de la colección personal de Parnelli Jones, uno de los pilotos y propietarios de equipos más célebres de Norteamérica. Como piloto, Jones logró ganar numerosas pruebas en categorías tan distintas como la Indy, la NASCAR o pruebas off-road como las Baja 500 y Baja 1000. Fue el primero en lograr superar las 150 millas por hora en la clasificación para la Indy 500, prueba que casi logró vencer con un raro vehículo alimentado por turbina. Por lo que hablamos de toda una leyenda de las carreras en los Estados Unidos.

    A pesar de sus múltiples victorias como piloto y como propietario de equipo, hay quien lo recuerda por sus participaciones en las competiciones off-road del sur de California a inicios de la década de los setenta. Donde Parnelli Jones y sus socios no solo lograron vencer arrasando a la competencia, sino que establecieron nuevos récords y nuevos estándares para los que les siguieron.

    El Bronco «Big Oly» ha logrado sobrevivir hasta el día de hoy.

    De entre todos los coches que podemos asociar a este piloto nacido en Texarkana, Arkansas, uno de los más célebres y cuya fama ha logrado perdurar hasta nuestros días es un Ford Bronco apodado «Big Oly». Este era una radical versión de competición creada a medida para la Baja 1000 que a día de hoy sigue siendo uno de los ejemplares del Bronco más famosos y victoriosos de la historia.

    A modo de ejemplo, el Ford Bronco «Big Oly» de Parnelli Jones fue la inspiración que empleó Steve Saleen cuando anunció su variante modificada del Ford Bronco de nueva generación. Del que fue publicado incluso un render que contaba con la misma decoración blanca y dorada del modelo de carreras que protagoniza estas fotografías.

    Baja 1000

    Para la célebre prueba californiana, Parnelli Jones se asoció con Bill Stroppe y el taller de Dick Russell, donde tomó forma la variante más radical creada hasta entonces del Bronco y también la más brutal que se había visto en esa prueba. Es conveniente señalar que hablamos de finales de la década de los sesenta, un momento en el que la mayoría de los participantes empleaban todoterrenos y motos prácticamente de serie.

    Pesaba poco menos de 1.200 kilos para unos 400 CV.

    Sus primeros intentos en la Baja 1000 fueron precisamente con un Ford Bronco de primera generación prácticamente sin modificaciones, lo que les hizo llegar a la conclusión de que necesitaban algo mucho más poderoso para poder vencer la prueba.

    El resultado fue un Ford Bronco ultraligero prácticamente vacío creado sobre un chasis tubular mínimo revestido ligeramente con una carrocería realizada en fibra de vidrio y aluminio. Montaba un V8 Windsor 351 (5.75 litros) que entrega 395 CV (390 hp) de serie asociado a una transmisión automática Ford C6 modificada. Una de sus peculiaridades más llamativas es que como techo empleaba un enorme alerón. No es que parezca un ala, es que en lugar de emplear una chapa de fibra o metal decidieron cubrir el habitáculo con un inmenso alerón realizado a medida para «Big Oly».

    El Ford Bronco «Big Oly» debutó en la Baja 1000 de 1970, pero no pudo terminar la prueba por la rotura de un eje, aunque Parnelli luego reconoció que fue a un ritmo demasiado elevado. Ya en 1971 no sólo logró vencer, sino que lo hizo estableciendo un nuevo récord para la prueba, poco menos de 15 horas y más de una hora más rápido que el vencedor de la edición anterior. En 1971 volvieron a vencer, aunque protagonizando una de las anécdotas más emocionantes del mundo de la competición.

    El Bronco duranmte un vuelo - Levandenberg

    El Ford Bronco contaba con dos depósitos de combustible de 83 litros cada uno y además dos depósitos o termos de agua para que piloto y copiloto pudieran beber. Una de las personas responsables de repostar durante el trayecto se equivocó y rellenó uno de estos termos con gasolina.

    Llegando casi a la meta y en cabeza de la prueba fue cuando se dieron cuenta del error, pero el azar les permitió encontrar una solución improvisada. Se tropezaron con dos lugareños que circulaban casualmente por allí y a los que le pudieron comprar una botella de tequila y un poco de gasolina por 20 $. La botella de tequila fue vaciada y sirvió para extraer poco a poco la gasolina del depósito de agua y verterla en el depósito real del vehículo. Maniobra que realizaron unas 15 veces durante los últimos 25 kilómetros de la prueba, logrando llegar en primera posición.

    La ironía es que el patrocinador principarl del Bronco de Parnelli y Stroppe era la cervecera Olympia, pero fue una botella de tequila mejicano quien le permitió vencer en última instancia.

    Tras dos victorias consecutivas, «Big Oly» logró vencer también la Baja 500 y la Mint 400, pasando a la historia como uno de los vehículos off-road más avanzados y radicales de su momento, además de exitoso. Por lo que no es de extrañar que este ejemplar clásico sea una de las estrellas más destacadas de la próxima subasta de Mecum Auctions en Indianápolis, que tendrá lugar el próximo mes de mayo y donde será subastada parte de la colección personal de Parnelli Jones. Por ahora no hay estimación de precio para este ejemplar, pero ya podemos adelantar que no será barato, pues «Big Oly» fue un modelo muy célebre en su época, siendo objeto de juguetes y maquetas en aquel entonces.

    La colección de Parnelli Jones a subasta.

    Big Oly: a subasta el célebre Ford Bronco que ganó la Baja gracia a una botella de tequila