¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La continuidad del Ford Edge está en el aire, ¿habrá una nueva generación?

    En estos momentos los planes de desarrollo de un nuevo Ford Edge han sido cancelados.

    El Ford Edge se enfrenta a un futuro muy incierto. Tras marcharse del mercado europeo por la puerta de atrás al cosechar unos resultados poco notorios, su continuidad está en entredicho. Es más, los planes actuales que había sobre la mesa para el desarrollo de una nueva generación de este SUV de Ford han sido cancelados.

    En el mercado automovilístico europeo se está viviendo una auténtica «fiebre SUV». Y es que, desde hace tiempo, los todocaminos son, junto con los vehículos electrificados, la verdadera locomotora que está permitiendo al sector del automóvil en Europa reportar cifras de ventas positivas. Sin embargo, hay meses en los que ambos tipos de vehículos no son capaces de tirar de toda una región.

    Desde hace tiempo se ha venido manteniendo el mantra de que cualquier SUV vende. Y lo cierto es que son unos automóviles realmente populares. Por ello la práctica totalidad de las marcas de coches cuentan con uno o varios vehículos de esta índole. Sin embargo, no siempre es oro todo lo que reluce. También hay SUV que han cosechado unos resultados muy pobres. El claro ejemplo lo tenemos con el Ford Edge, una excepción que confirma la regla.

    Ford Edge - posterior
    Los planes para el desarrollo de una nueva generación del Ford Edge han sido cancelados.

    El Edge ha sido uno de los modelos que ha constituido la oferta SUV de Ford en Europa durante bastantes años. Pero lamentablemente siempre ha estado en un segundo o tercer plano con respecto a otros modelos de la firma del óvalo azul. Véase el Ford Kuga o incluso el EcoSport. También es cierto y de recibo señalar que ha lidiado en una categoría superior al segmento C-SUV donde las ventas de todocaminos no son tan importantes.

    Durante el año 2019 el Edge fue el décimo SUV mediano más vendido en Europa con 8.818 unidades comerciales según datos facilitados por JATO Dynamics, lo que comparado con el ejercicio se traduce en una caída del 7,5%. Cuando se lanzó en 2016 los pronósticos más optimistas apuntaban a unas ventas anuales de 30.000 unidades. Una cifra que, como salta a la vista, no se ha cumplido.

    Hace tiempo que el Edge ha abandonado los principales mercados europeos. Se ha marchado por la puerta de atrás y sin hacer mucho ruido. Ahora bien, ¿regresará al viejo continente? Lo cierto es que traemos malas noticias. Ford ha decidido cancelar los planes actuales para el desarrollo de una nueva generación del Edge. Por lo tanto, y si no hay ningún cambio en la hoja de ruta establecida por la compañía estadounidense, dicho modelo no tendrá continuidad.

    Ford Edge - frontal
    El Ford Edge demuestra que no todos los SUV son populares. Sus cifras de ventas fueron muy pobres.

    Esta decisión tiene efectos directos sobre la planta de ensamblaje de Ford localizada en Oakville, Ontario (Canadá). De no desarrollarse un nuevo Edge e incluso su alternativa bajo la firma de lujo Lincoln, el mencionado centro de producción de vehículos quedará tocado de muerte. Una factoría que emplea a más de 4.000 trabajadores. En 2019 se finalizó la producción del Ford Flex y del Lincoln MKT, ambos modelos también eran fabricados en Oakville. Además, y por si no fuera suficiente, unos recientes informes apuntan a que la producción del Lincoln Nautilus se trasladará a China en 2023.

    Volviendo al Edge, la hoja de ruta inicial establecida por Ford fijaba el lanzamiento de una nueva generación en el mes de junio de 2023. Sin embargo, las pocas ventas cosechadas son un verdadero lastre. Si bien en la actualidad se venden unas 150.000 unidades al año en Norteamérica, la mayor parte de ejemplares van a parar a flotas de empresas. Las matriculaciones realizadas por particulares son residuales.

    En estos momentos Ford está totalmente centrada en el lanzamiento de nuevos todocaminos como el Escape (Ford Kuga en Europa) así como el Bronco y el Bronco Sport. El Edge también es fabricado en China y, en estos momentos, nada indica que su continuidad en el gigante asiático pueda estar en entredicho.

    Fuente: Detroit Free Press