Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Donald Trump quiere que Ford fabrique el Focus Active en EEUU

Donald Trump se alegra de que Ford no vaya a importar el nuevo Focus Active desde China y lo presenta como un gran triunfo de su política arancelaria, a lo que algunos responsables de Ford no han tardado en responderle en Twitter.

Ford Focus Active.

La política arancelaria de Donald Trump sigue trayendo cola, y por el momento no parece que vaya a desistir de su empeño. Pretende aumentar un buen número de aranceles de entrada, sobre todo a aquellos productos manufacturados que procedea de países con este tipo de barrera fiscal a los productos estadounidenses, como puedan ser los vehículos.

Con respecto a China pretende que todos los vehículos fabricados en ese país paguen una tasa del 25 por ciento al entrar en los EEUU, lo que no solo puede encarecer el producto sino que puede eliminar el beneficio del fabricante si el precio del vehículo no es muy elevado, como sucede con el caso del nuevo Focus Active.

El nuevo Ford Focus Active ha sido la última víctima de estas tasas, ya que la marca pretendía importarlo desde China, pero ahora resulta totalmente imposible con estas nuevas cuentas. Por lo que el único turismo convencional que pretendía comercializar Ford en su mercado natal simplemente ha sido desestimado, y el Mustang languidecerá en los concesionarios como el único modelo de la categoría “passengers cars” (turismos), el resto serán SUVs, crossovers y vehículos comerciales. Aún así, Donald Trump no ha querido perder la oportunidad y se ha apuntado el tanto, como una gran victoria de la nueva política fiscal.

Esta es una demostración más del enorme desconocimiento de Trump sobre esta industria, pues este presentaba la decisión de Ford en su tweet como un gran triunfo de su política, asegurando que gracias a esta, ahora Ford podrá fabricar el modelo en Estados Unidos sin pagar tasas. Lo que no va a suceder.

La respuesta de los medios no tardó en llegar, incluída la de un ejecutivo de la firma estadounidense, asegurando que de fabricar localmente el modelo compacto, simplemente no sería rentable. Y por lo tanto, aquí tenemos la explicación de que la marca haya decidido no importar el modelo. Lo que indudablemente contribuirá a que la firma continue perdiendo cuota de mercado frente a sus competidores.

A partir de 2019 el único turismo convencional que podremos encontrar en los concesionarios de la marca será el Ford Mustang. Según algunos analistas, esta apuesta tan arriesgada de Ford podría resultar contraproducente a medio y largo plazo, pues al no estar presente en muchos de los segmentos del mercado puede repercutir en las ventas futuras en estos segmentos si en algún momento cambian las tendencias del mercado.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto