¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La producción del Ford Focus en Alemania se extenderá hasta 2025

    El Ford Focus, en la fase de control de calidad en la planta de producción de Saarlouis, en AlemaniaFord Europe

    La cuarta generación del Ford Focus no terminará en 2024 como estaba previsto. A diferencia de otros fabricantes, el compacto de la marca del óvalo no tenía previsto mantenerse siete años en el mercado, sino uno menos. Sin embargo, la firma no tiene todavía asignado un futuro sustituto, ni tampoco un modelo para la planta alemana.

    La producción de Ford en Alemania está sujeta a dos factorías, auténticas insignias, las de Colonia y la de Saarlouis. Las dos cuentan con una larguísima experiencia en la producción de diferentes modelos, y ambas siempre están en todas las quinielas cuando se trata de asumir un nuevo modelo. En esta carrera compiten ambas por el futuro eléctrico desarrollado sobre la plataforma MEB.

    Y de ambas sedes, hoy por hoy es la de Colonia la que tiene más posibilidades de hacerse con este eléctrico. En el caso de la de Saarlouis, los problemas se centran en la producción del Ford Focus, asegurada en esta generación. Recientemente hemos podido saber que responsables de Ford Europa han decidido ampliar la producción nueve meses más de lo previsto inicialmente, por lo que la vida comercial de la cuarta generación del Focus se extenderá.

    El Ford Focus Active SportBrake 2021 vendido en China compartirá el diseño con el modelo europeo

    El Ford Focus se producirá en Alemania hasta 2025, después es un misterio

    Y lo hará hasta bien entrado 2025, lo que supondrá alargar la vida comercial del compacto. De esta forma, el discreto facelift que las diferentes carrocerías de la gama Focus han experimentado recientemente en China, obligarán a la marca a encajar las piezas de nuevo, por lo que en Europa deben de estrenarse en la segunda mitad de 2021 y ponerse a la venta en el primer semestre de 2022. Es la única forma de que los Focus se mantengan atractivos hasta mediados de la década.

    En ese tiempo, la gran mayoría de la competencia se habrá renovado por completo, por lo que el movimiento debe ser estudiado al milímetro para no transformarse en un desastre comercial. En ello, también juega que la plataforma del compacto ya ha llegado a su límite. Un hecho que fuentes de Ford ya confirmaron en el lanzamiento comercial del modelo, una limitación que no solo afecta al desarrollo de nuevos modelos, sino que la electrónica no da para más. Es decir, el facelift del Focus no contará con el mismo nivel de asistentes de conducción que la competencia.

    En estos meses, Ford tiene la difícil misión de definir la quinta generación de su representante compacto, si bien las informaciones apuntan que no tendrá continuación como combustión. El Focus se transformará en un crossover eléctrico, con una mayor altura de la carrocería al suelo pero sin llegar al extremo del SUV, basado en la plataforma MEB de Volkswagen, un verdadero modelo de volumen del que sabremos más en los próximos meses.