¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Aparece de nuevo a la venta el Ford GT más lento del mundo

7

Aparece de nuevo el Ford GT más lento de la historia, el primer prototipo de validación del modelo.

Lejos de desistir, el propietario actual del Ford GT CP-1 vuelve a ofertar este particular prototipo en una nueva subasta, en esta ocasión un evento de R&S en Scottsdale.

Solo sirve para ser expuesto.

Era apenas hace unos meses cuando conocíamos la existencia de este particular prototipo del Ford GT, el primer prototipo funcional del modelo y que nacía en 2003 para validar el proceso de diseño y establecer las bases en la que se basaron los prototipos de desarrollo posteriores. Por tanto, este fue el primer Ford GT que contó con su motor y transmisión completos, a la misma vez que algunas particularidades que lo hacen único.

Denominado CP-1, siglas de Confirmation Prototype 1, era puesto a la venta en un evento de Barrett-Jackson a mediados de este año, pero un alto precio de reserva evitaba que encontrara comprador. Eso, y que el Ford GT CP-1 tiene una particularidad única, ya que es el Ford GT más lento del mundo.

Como te contamos con todo detalle hace unos meses, este prototipo está creado a partir de diversos elementos provisionales, algunos propios de los prototipos previos y otros extraídos de otros modelos de la marca, y por tanto, no puede ser homologado. Así que llegado el momento de venderlo, Ford decidió instalar un chip en su centralita que limita su velocidad máxima a solo 8 km/h, para evitar que nadie pueda conducir el modelo, que no cuenta con elementos estandarizados de seguridad.

Este prototipo cuenta con elementos únicos.

Algunos de estos peculiares elementos incluyen el volante del Mustang, la columna de dirección de una furgoneta de la marca y la más curiosa de todas, el capó trasero realizado en fibra de carbono. Inicialmente se había planeado realizarla en este material y por eso el prototipo CP-1 la lleva, pero cuando los ejecutivos de Ford descubrieron que cada unidad costaría 45.000 dólares, las prohibieron automáticamente. Pasando a realizarlas en aluminio.

Su propietario actual no es otro que Joey Limongelli, el más respetado coleccionista y especialista coleccionista del Ford GT, autor del libro “Ford GT 2005-2006 The Complete Owners Experience”, considerado por muchos como la obra literaria definitiva del modelo.

Por el momento desconocemos el precio de reserva que puede tener este ejemplar, que ahora será subastado por Russo & Steele en Scottsdale, entre el 18 y 22 de enero de 2017.

Fotos: Russo and Steele / Barrett-Jackson

Fuente: Russo and Steele

Noticias relacionadas

Aparece de nuevo a la venta el Ford GT más lento del mundo
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto