¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Ford GT más lento del mundo vuelve a estar en venta

    15
    El prototipo CP-1 del Ford GTBring a Trailer / Barrett-Jackson

    El primer prototipo funcional del Ford GT de primera generación vuelve a aparecer a la venta. Esta es una de las piezas históricas más importantes del deportivo estadounidense, pues además de sus características únicas fue el prototipo empleado para validar la configuración final del modelo.

    De este curioso prototipo del Ford GT de primera generación ya te hemos hablado varias veces en el pasado, cuando su propietario intentó subastarlo hasta en dos ocasiones distintas en 2016, sin éxito en ninguna de ellas. Ahora se encuentra en manos de un concesionario y este ha decidido ponerlo a la venta en la plataforma Bring a Trailer, donde las pujas pronto superaron las 6 cifras.

    Este prototipo es único tanto por su configuración como por su historial, pues este fue el primer prototipo verdaderamente funcional del modelo y el que fue empleado para validar las sus características finales. De ahí su denominación, Ford GT CP-1, siglas de confirmation prototype 1.

    Momentos de la instalación del bloque V8.

    Este fue el cuarto prototipo fabricado del Ford GT (bastidor #00004) y como todos los ejemplares de su tipo fue ensamblado a mano. Proceso del que por primera vez han sido publicadas imágenes, que tenéis disponibles en la galería superior, cortesía del anunciante en Bring a Trailer, el concesionario especializado Autosport, con sede en Nueva York.

    Características únicas

    Además de haber sobrevivido hasta nuestros días, este prototipo cuenta con una serie de características que difícilmente podremos encontrar en ningún otro ejemplar del Ford GT, ya sea un prototipo inicial, una unidad de preproducción o los posteriores vehículos fabricados en serie. Una de las más raras y llamativas es el capó trasero, que cuenta con el mismo diseño y formas que el elemento definitivo de producción pero que en este caso está fabricado en fibra de carbono, tal y como había sido planeado en un principio. Sin embargo, en cuanto los ejecutivos de Ford descubrieron que cada uno de estos capós tenía un costo de 45.000 $ decidieron eliminarlo y los ingenieros se vieron obligados a emplear una pieza fabricada en aluminio.

    La otra característica o rareza principal de este prototipo y que precisamente lo ha hecho célebre es su velocidad máxima. Pues al ser un ejemplar realizado con piezas tomadas prestadas de otros modelos de la marca, carece por completo de elementos de seguridad. Por lo que cuando decidieron venderlo, Ford instaló un chip que impide que alcance una velocidad superior a las 5 millas por hora (8 km/h), de ahí que sea indudablemente el Ford GT más lento de la historia. También encontramos numerosos elementos provisionales, como los paragolpes traseros o los distintos remates, además de las firmas de personalidades como Carroll Shelby, Bill Ford o su propio diseñador, Camilo Pardo.

    Fuente: Bring a Trailer

    El Ford GT más lento del mundo vuelve a estar en venta