¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Francia adelanta el adiós al sistema de carga rápida de coches eléctricos CHAdeMO

    La gran mayoría de los coches eléctricos de última generación cuentan con el sistema de carga rápida CCS y Tipo 2, por lo que ya el sistema asiático CHAdeMO cuenta cada vez menos. Por este motivo, Francia ha decidido adelantar el adiós de este sistema de carga, cuyo desmantelamiento estaba previsto para 2024.

    La primera generación del Nissan LEAF fue uno de los modelos en montar el sistema de carga rápida CHAdeMO, extendiéndose a otros coches eléctricos japoneses. El estándar asiático ha sido uno de los más importantes, incluso en Europa, pero ya ha sido sustituido por dos sistemas: el CCS de carga con corriente continua y el Tipo 2 de carga con corriente alterna hasta 22 kW, los dos únicos que se están instalando en todos los coches eléctricos de nueva generación.

    El Gobierno de Francia incluyó CHAdeMO en la reglamentación en 2017, obligando a los operadores de los puntos de recarga a instalar este sistema hasta 2024. Sin embargo, los galos han revisado esa normativa y ya han empezado con el desmantelamiento necesario para decir adiós, un alivio para las empresas instaladoras de cargadores eléctricos a instalar puntos de carga especiales con capacidad de 50 kW, por ejemplo, en las redes de Ionity.

    Prueba Audi e-tron GT
    Detalle toma de carga rápida CCS, estándar en la plana mayor de coches eléctricos

    Los cargadores eléctricos CHAdeMO ya no son obligatorios en Francia

    Con la eliminación del sistema nipón, se multiplicarán los conectores CCS y Tipo 2, los sistemas comúnmente aceptados por la gran mayoría de los fabricantes europeos, las de Audi, BMW, Daimler, Ford, Hyundai, Jaguar Land Rover, Porsche, Renault, Toyota, Volkswagen, Volvo y todas las del grupo Stellantis. Un sistema que permite recargas con una potencia de hasta 350 kW y 800 Voltios, y al que también se ha sumado recientemente Nissan, que ya ha anunciado que sus modelos de cero emisiones montarán exclusivamente el Combo. El primero, el nuevo Nissan Ariya.

    Francia también ha aprovechado este cambio en la normativa del decreto 2017-26 de las estaciones de carga públicas para añadir otras novedades. Por ejemplo, obligará a los prestadores del servicio a mantener los cargadores en perfecto estado de funcionamiento, y a informar habitualmente del nivel de calidad para conocimiento de todos los propietarios de coches eléctricos. Entre otras, los instaladores también deberán revisar los puntos de carga una vez al año.

    Un desmantelamiento que será progresivo, y que los operadores deberán tomar la decisión de si los mantienen o los elimina. Un gran perjuicio en este caso, si tenemos en cuenta que existen más de 20.000 unidades del primer LEAF circulando por las carreteras de Francia y unas 10.000 más de los Peugeot iOn, Citroën C-Zero y Mitsubishi i-Miev, más los turistas extranjeros que disfrutan sus vacaciones en tierras francesas y que necesitan obligadamente los puntos de carga de CHAdeMO.

    Fuente: Automobile-propre